Avances para acabar con matrimonio infantil en América Latina
América Latina y el Caribe, Destacados, Mujer y política, Últimas Noticias, Voces Aliadas

Avances para acabar con matrimonio infantil en América Latina

© Reproducir este artículo| | Imprimir |
Elena Sam Pec, joven rural de Puente Viejo, en el departamento de Jalapa, Guatemala. Crédito: Ryan Brown/ONU Mujeres

Elena Sam Pec, joven rural de Puente Viejo, en el departamento de Jalapa, Guatemala. Crédito: Ryan Brown/ONU Mujeres

PANAMÁ, 11 oct 2018 (IPS) - América Latina y el Caribe ha sido una de las regiones más afectadas por el matrimonio infantil. De acuerdo con el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), hasta 2012, las niñas latinoamericanas que se casaban siendo menores de edad representaban 29 por ciento del total.

A pesar de este panorama sombrío, en América Central y el Caribe se han dado pasos históricos, lo que representa un avance considerable para las niñas, adolescentes y mujeres en la región.

El 12 de julio de 2017, el legislativo Congreso hondureño modificó el Código Nacional de Familia para revocar todas las excepciones legales que hasta entonces permitían el matrimonio de menores.

Aunque técnicamente prohibido, el matrimonio de las niñas de hasta 16 años de edad era posible con el consentimiento de los padres.

Un mes después, los países vecinos de Guatemala y El Salvador tomaron medidas igual de decisivas.

En Guatemala, fueron aprobadas las reformas legales para prohibir el matrimonio de manera efectiva para cualquier persona menor de 18 años de edad, mientras que en El Salvador las excepciones legales para el matrimonio de niños fueron derogadas.

La congresista Karina Sosa, quien promovió la iniciativa en El Salvador, destacó que derogar estas excepciones es particularmente relevante para acabar con el abuso sexual de las niñas y los adolescentes:

“La ley ya había prohibido el matrimonio infantil, pero las excepciones se podían hacer si la menor de edad estaba embarazada o tenía un niño con la persona con quien se iba a casar; usando el matrimonio infantil como un escudo para la impunidad”, explicó la parlamentaria.

Según cifras de 2014, en El Salvador 29,1 por ciento de las mujeres entre 20 y 49 años se casaron antes de cumplir los 18 años de edad.

En 2012, los organismos de las Naciones Unidas registraron que 45 por ciento de las niñas entre 10 y 17 años que habían dado a luz ese año, habían estado viviendo con sus parejas antes de quedar embarazadas.

Mujeres del Congreso de Guatemala votaron para aprobar la reforma que prohíbe el matrimonio infantil. Crédito: ONU Mujeres

Mujeres del Congreso de Guatemala votaron para aprobar la reforma que prohíbe el matrimonio infantil. Crédito: ONU Mujeres

Marleni Matías, congresista de Guatemala y presidenta de la Comisión de Mujeres del Parlamento, explicó la magnitud del problema en su país:

Según datos oficiales, 14,3 por ciento de las niñas y adolescentes guatemaltecas de hasta 17 años de edad estaban embarazadas. Esta cifra se elevó a 24,1 por ciento cuando se consideraron niñas y adolescentes de hasta 18 años.

Mientras tanto, en junio pasado, Trinidad y Tobago modificó la Ley de matrimonio, la Ley del matrimonio musulmán, la Ley de divorcio, la Ley del matrimonio hindú, la Ley del matrimonio orisa, y la Ley de enjuiciamiento y bienes matrimoniales, con el objetivo de poner fin a la práctica del matrimonio de menores.

El matrimonio infantil ha sido objeto de debate desde hace más de un año en el país después de que la Organización Interreligiosa (IRO) sugiriera que las leyes matrimoniales no debían ser modificadas, a pesar de permitir a niñas de hasta 12 años casarse.

En estos países, ONU Mujeres, en estrecha colaboración con otras agencias de la ONU como UNICEF y UNFPA, impulsó estas reformas legales dentro de los recintos parlamentarios y promovió el tema en la agenda pública local.

Una de las metas del Objetivo de Desarrollo Sostenible 5, dedicado a la igualdad de género, es precisamente eliminar las leyes y prácticas discriminatorias contra las mujeres y las niñas.

Por esa razón, este logro centroamericano y caribeño es un paso más hacia la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Contexto en cifras

  1. En algunos países latinoamericanos y caribeños, una niña rural tiene el doble de posibilidades de casarse siendo niña que una niña de una zona urbana.
  1. En los países de ingresos bajos, las mujeres rurales tienen 38% menos posibilidades que una mujer urbana de dar a luz asistidas por una persona profesional de la salud.
  1. Sólo un tercio de las mujeres rurales recibe cuidado prenatal en comparación con la mitad de las mujeres en las regiones en desarrollo en general.

Fuentes: UNICEF. 2016. Ending child marriage: Progress and prospects (Cuadro 1). / ONU Mujeres. 2018. Informe sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Cuadro 2). / ONU. 2011. Informe sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio 2010 y 2011.

Este artículo fue publicado originalmente por la Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, en el marco de la campaña regional #MujeresRurales, mujeres con derechos. IPS lo distribuye por un acuerdo especial de difusión con esta oficina regional de la FAO.

 

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal