Uganda busca impulsar un crecimiento verde
África, Ciudades, Desarrollo y ayuda, Destacados, Economía verde, Economía verde, Economía y comercio, Proyectos, Recursos naturales, Últimas Noticias

Uganda busca impulsar un crecimiento verde

Parque de taxis viejos en Kampala, Uganda. La Estrategia de Crecimiento Verde busca introducir transporte rápido en autobús y trenes ligeros para evitar embotellamientos. Crédito Wambi Michael/IPS.

Parque de taxis viejos en Kampala, Uganda. La Estrategia de Crecimiento Verde busca introducir transporte rápido en autobús y trenes ligeros para evitar embotellamientos. Crédito Wambi Michael/IPS.

KAMPALA, 4 oct 2018 (IPS) - Uganda se urbaniza lentamente, con 19 por ciento de su población asentada en las ciudades y la perspectiva de que aumente a 30 por ciento de los casi 42 millones de habitantes para 2035. Pero con muchos problemas, como lo demuestra el estado caótico de Kampala.

“Rezo porque un huracán azote a Kampala y no tengamos más opción que reorganizarla”, comentó Juliana, una estudiante de la Escuela Internacional Seven Hills, quien participa en un proyecto para modernizar la capital.

Pero la urbanista Amanda Ngabirano, de la Universidad de Makerere, no está de acuerdo, y viene trabajando con la Autoridad de la Ciudad de Kampala (KCCA) para crear una zona sin automóviles en el centro.

Ngabirano considera que es posible realizar la transición hacia una economía con pocas emisiones de carbono, gracias al modelo de ciudades verdes del Instituto de Crecimiento Verde para el Clima (GGGI).

Una ciudad verde es un área urbana que busca incluir la protección ambiental, la inclusión social y la sostenibilidad económica de largo plazo, según el GGGI.

El impacto del crecimiento

Kampala tiene muchos problemas como el crecimiento de asentamientos informales, la invasión de humedales, las plantas de tratamiento de agua y el sistema de alcantarillado inadecuados para sus 1,5 millones de habitantes.

Numerosos urbanistas y ambientalistas coinciden en que el estilo de urbanización de “crecer de forma sucia ahora para limpiar después” no es sostenible.

El gobierno apuesta a revertir el daño infligido a los recursos naturales, y con apoyo de promotores de desarrollo, busca una estrategia que subraye la necesidad de una relación más armoniosa entre desarrollo y ambiente.

Con apoyo del GGGI, el gobierno lanzó en noviembre la Estrategia de Desarrollo con Crecimiento Verde 2017/2018-2030/2031, que se extenderá por 14 años y se estima que ascenderá a 11.000 millones de dólares.

Modelo de crecimiento verde urbano

La estrategia sugiere un nuevo modelo de crecimiento urbano que promueve una transición nacional más compacta y conectada para 2040. La iniciativa proyecta busca aumentar en 33 por ciento el acceso a los servicios básicos, reducir en 11 por ciento la inversión en infraestructura agregada y reducir en 27 por ciento la emisión de gases contaminantes.

El GGGI colabora con el cambio de políticas para que este país de África oriental pueda seguir por un camino de desarrollo verde, indicó Peter Okubal, representante del instituto en Uganda.

“Nuestro análisis sugiere que no alcanza con mejores políticas urbanas, es igual de importante corregir cuestiones que ocurren en la economía para lograr una transición urbana exitosa”, explicó.

La Visión 2040 de Uganda sugiere ocho intervenciones prioritarias para catalizar un mejor crecimiento urbano. De implementarse, podría aumentar el producto interno bruto en 4.300 millones de dólares para ese año, así como crear nuevos puestos de trabajo y beneficios ambientales positivos.

Hay una posibilidad para que Kampala y otras ciudades africanas cambien la trayectoria en la que se encuentran mediante el modelo de urbanización de ciudades verdes, indicó.

“La población que vive en ciudades verdes crece con rapidez. Si el gobierno aprovecha y desarrolla ciudades competitivas, probablemente aprovechen el dividendo urbano en vez de lograr la confusión asociada a la urbanización”, explicó Okubal.

La hoja de ruta de Uganda, elaborada con asistencia del GGGI, contiene un proceso paso a paso mediante el cual una ciudad puede realizar la transición hacia un centro urbano competitivo, compacto y coordinado.

“Para que las ciudades de Uganda puedan conectarse entre sí, deben ser competitivas. Eso significa que deben poder generar negocios y al mismo tiempo se debe poder vivir en ellas, pero también ser productivas en naturaleza”, explicó Okubal.

La Visión 2040 de Uganda propone cuatro ciudades regionales y cinco estratégicas, que son Kampala, Gulu, en la región Norte, Mbale, en el Este, Mbarara, en el Oeste, y Arua, en el Nilo Occidental.

“Uganda está dotada de una vasta diversidad natural que necesita de la incorporación de prácticas sostenibles y de consumo en la economía para garantizar la sostenibilidad del capital natural”, explicó Paul Mafabi, director de ambiente del Ministerio de Ambiente y Agua, en entrevista con IPS.

Los asentamientos bien planificados basados en el modelo de ciudades verdes puede salvar los recursos naturales del país.

“La mayoría de esos recursos no son renovables o, en caso de degradación, se pierden o se extinguen, y su recuperación requiere de muchos insumos económicos, morales y físicos”, prosiguió.

“El GGGI ayuda al gobierno con el marco de monitoreo y verificación, que es bastante esencial bajo el marco de transparencia del Acuerdo de París, que subraya la necesidad de registrar el progreso e informar sobre los avances en la lucha contra el cambio climático”, apuntó Chebet Maikut, comisario de cambio climático, en diálogo con IPS

Gestión de Desperdicios

Uganda también recibe apoyo del GGGI para atender la crisis en la gestión de desperdicios, y hace poco terminó una política nacional al respecto.

“El actual enfoque en la gestión de alimentos es el que llamamos, recolectar y tirar. Recoger la basura de los hogares y tirarla en un vertedero”, observó Okubal.

“Pero el GGGI propuso una alternativa a eso”, apuntó.

“Si tratamos los desperdicios como recurso que, por cierto, lo son, podemos aprovechar la basura generada para crear cuatro millones de empleos en los próximos 15 años”, explicó.

Opciones de financiación para el crecimiento verde

El gobierno de Uganda necesita movilizar 11.000 millones de dólares en los próximos 15 años. Y también necesita 2.000 millones para los próximos cinco años. Algunos promotores inmobiliarios dudan de que el gobierno pueda reunir tantos fondos de su presupuesto o mediante socios.

Pero Okubal tiene una opinión diferente: “Hay mucho dinero ahí afuera. El dinero está ahí, pero los gobiernos no logran aprovecharlo”.

“La Unión Europea (UE), por ejemplo, destinó unos 60 millones de euros (unos 68,8 millones de dólares) por dos años para apoyar al gobierno de Uganda a implementar la estrategia de crecimiento verde”, explicó.

Suecia, Noruega y otros países de la UE, por su cuenta, consideran seguir el mismo camino, aseguró Okubal.

“Tenemos el Fondo Verde para el Clima, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial y otras ventanas internacionales a fondos para impulsar una economía verde. Todas son oportunidades que el gobierno de Uganda puede aprovechar”, observó.

El gobierno plantea introducir el transporte rápido en autobuses y el tren ligero, operados por asociaciones público-privadas o mediante un modelo de financiación de tipo privada.

La oficina del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo de Uganda movilizó hace poco 24,1 millones de dólares del Fondo Verde para el Clima para implementar la Iniciativa Presidencial para recuperar humedales degradados.

Traducción: Verónica Firme

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal