Ghana podría reducir más el uso de plásticos con mayor inversión
África, Ambiente, Desarrollo y ayuda, Destacados, Pobreza y Objetivos de Desarrollo, Proyectos, Últimas Noticias

Ghana podría reducir más el uso de plásticos con mayor inversión

Ghana importa unas 2,58 millones de toneladas de plásticos al año, de los cuales alrededor de 73 por ciento terminan en los vertederos. Crédito: Albert Oppong-Ansah/IPS.

Ghana importa unas 2,58 millones de toneladas de plásticos al año, de los cuales alrededor de 73 por ciento terminan en los vertederos. Crédito: Albert Oppong-Ansah/IPS.

ACRA, 22 dic 2018 (IPS) - La familia de la ghanesa Naa Adjeley vuelca al mar más de 900 bolsas plásticas al mes, lo que llena los océanos de más de cinco billones (millón de millones) de partículas de microplásticos.

Adjeley, de 12 años, vive con sus padres y tres hermanos en Glefe, un área anegada y uno de los mayores asentamientos irregulares de la costa oeste de esta capital de Ghana.

La familia se alimenta de bolas de “kenkey”, caballa frita con salsa de pimienta, que vienen en bolsas de plástico, y que luego vierten al río que corre por el tugurio y van a terminar al océano, apenas a 50 metros de su casa.

La comunidad de más de 1.500 hogares se ubica en humedales sin ningún sistema para el vertido de desperdicios.

Si asumimos que sus vecinos también vierten desperdicios al río y que consumen una cantidad similar de plástico al día, eso quiere decir que son responsables de verter 1,3 millones de partículas plásticas al mar cada mes.

Lo mismo ocurre en los otros 265 asentamientos irregulares de Acra, Chorkor, James town, Osu, Labadi, Teshie, Korlegonor, Opetequaye, Agege y Old Fadama.

El profesor Alfred Oteng-Yeboah, presidente del Comité Nacional sobre Biodiversidad de Ghana, recordó que hace 10 años, los alimentos venían en hojas verdes, y las mujeres iban al mercado con canastas tejidas o bolsas de algodón.

“Si Acra tiene más de 2,6 millones de habitantes y todos usan bolsas de plástico desechables cada día, calcule nada más cuánta basura plástica se genera por día”, señaló en diálogo con IPS.

Ghana importa alrededor de 2,58 millones de toneladas de plástico al año, de las cuales 73 por ciento termina como basura, y solo 19 por ciento se reutiliza, según la Agencia de Protección Ambiental.

Lamentablemente, se recicla menos de 0,1 por ciento de la basura, es decir que toda la basura plástica termina en el ambiente.

“Tenemos que recordar que nos acercamos rápidamente al punto en el que habrán literalmente más plásticos en el mar que peces. Nuestros pescadores coincidirán conmigo, pues ya lo ven”, observó John Pwamang, director ejecutivo de la Agencia de Protección Ambiental.

“Siempre sacan más plástico que peces en sus redes. Tiendo a creer que la situación de Ghana pueda ser peor de lo que parece”, acotó.

Kofi Okyere, conferencista de la Universidad de Costa del Cabo, señaló que en las lagunas viven diversas especies. Hay 90 lagunas y 10 estuarios con sus salinas y manglares asociados a lo largo de los 550 kilómetros de costa de Ghana.

“No tengo datos estadísticos, pero la mayoría de las lagunas, en especial las que están ubicadas en áreas urbanas, se han contaminado enormemente en la última década o más”, indicó en diálogo con IPS.

“Los contaminantes son principalmente domésticos y efluentes industriales, aguas negras, plásticos, latas de aerosol y otros desperdicios sólidos, además de metales pesados (plomo, mercurio, arsénico, etc.) procedentes de las actividades industriales”, precisó Okyere.

Nelson Boateng, director ejecutivo de Nelplast Ghana Limited, es uno de las muchas personas y empresas que buscan usos alternativos para la basura plástica. En la foto sostiene una baldosa hecha de materiales reciclados.. Crédito: Albert Oppong-Ansah/IPS.

Nelson Boateng, director ejecutivo de Nelplast Ghana Limited, es uno de las muchas personas y empresas que buscan usos alternativos para la basura plástica. En la foto sostiene una baldosa hecha de materiales reciclados.. Crédito: Albert Oppong-Ansah/IPS.

Muchos ghaneses usan plásticos y los desechan, sin embargo, hay muy pocas personas y organizaciones dedicadas a darles un mejor uso.

Nelson Boateng, director ejecutivo de Nelplast Ghana, comenzó a diseñar y a crear baldosas de plástico en 2015.

La compañía utiliza 70 por ciento de arena y 30 por ciento de plástico para fabricar las baldosas, una proporción que varía según el tipo de proyecto de pavimento.

“Hemos pavimentado muchas zonas importantes, entre ellas áreas residenciales, instalaciones de la Action Chapel, frente del Ministerio de Ambiente, Ciencia, Tecnología e Innovación y algunas aceras del país”, apuntó.

“La ventaja de las baldosas de plástico, en comparación con las de cemento es que son 30 por ciento más baratas. Un metro cuadrado de las de plástico cuesta unos (6,9 dólares), mientras que las de concreto cuestan (unos 20,20 dólares)”, indicó.

“Hago esto porque quiero al ambiente e hice todo esto por mi cuenta para combatir el plástico”, apuntó.

Boateng recicla 2.000 kilogramos de desperdicios plásticos, pero su fábrica, ubicada en un acre de terreno en la Asamblea Municipal Ashaiman, puede producir 200.000 baldosas de plástico.

De los más de 500 recolectores de basura que le venden plásticos a Boateng, 60 por ciento son mujeres que dependen de esta actividad como fuente de ingresos. Al cobrar 10 centavos de dólar por cada kilogramo de plástico, ellas reúnen un mínimo de 10,40 dólares por venta.

Ashietey Okaiko, de 34 años y quien recolecta plásticos para Nelplast Ghana limited, confirmó a IPS que gana 31 dólares en promedio por cada venta, y con eso mantiene a su familia, pues es una madre soltera.

“Como la gente sabe que la basura plástica es valiosa, muchas mujeres son recolectoras de plástico. La compañía necesita apoyo para poder comprar más porque a veces cuando les mandamos, no la compran”, explicó.

Boateng señaló que los recolectores pueden reunir hasta 10.000 kilogramos al día, y apuntó: “Me siento mal diciéndoles que no puedo pagarles por limitaciones económicas”.

Asimismo, la Ghana Recycling Initiative, auspiciada por la Asociación de Industrias de Ghana, con apoyo del Consejo de Investigación Científica e Industrial, espera la certificación de la Autoridad Estándar de Ghana para hacer un uso comercial de sus baldosas de plástico.

Hay otros innovadores como Seth Quansah, al frente de Alchemy Alternative Energy, que convierte la basura plástica y los neumáticos en energía de hidrocarburos mediante procesos ambientales aprobados en todo el mundo.

El ministro de Finanzas y Planificación Económica, Ken Ofori Atta, dijo que el Ministerio de Ambiente, Ciencia, Tecnología e Innovación está en proceso de terminar la nueva Política Nacional de Basura Plástica, que creará estrategias para promover la reducción, la reutilización y el reciclaje.

Pero la ambientalista Helen La Trobe, opinó: “La industria africana debe buscar enfoques innovadores para reducir el uso de elementos de plásticos y la basura plástica en todas sus formas reemplazando ese material con otros productos innovadores y reduciendo, reutilizando y reciclando en los casos en que no es posible hacer el reemplazo”.

También sostuvo que el gobierno debe vaciar de forma regular los cubos de basura en los refugios de autobuses y en los mercados.

El plástico es indestructible y se rompe en pedazos muy pequeños, llamados microplásticos, pero se necesitan más de 500 años para que desaparezcan del todo.

A medida que los peces y otros seres marinos ingieren los microplásticos, las toxinas y los químicos penetran en su organismo y así ingresan a la cadena alimentaria y terminan afectando a los humanos.

“Cuanto más apoyo, más limpio estará el ambiente”, resumió Boateng. “Si nos tomamos en serio terminar con los plásticos del país y del mar, esa es la forma de avanzar. Cuando la gente va a la playa a limpiar, la basura termina en los vertederos, pero sigue en el ambiente”, recordó.

Traducción: Verónica Firme

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal