No llegan fondos climáticos a países con bosques salvadores
América Latina y el Caribe, Biodiversidad, Cambio climático, Desarrollo y ayuda, Destacados, Economía y comercio, Proyectos, Reportajes Climáticos del Caribe, Últimas Noticias

No llegan fondos climáticos a países con bosques salvadores

Michael Ashwin Adhin

El vicepresidente de Suriname, Michael Ashwin Adhin, inaugura la conferencia internacional sobre fondos para el clima para países con alta cobertura forestal y baja deforestación, países HFLD. Crédito: Cortesía: Desmond Brown.

PARAMARIBO, 14 feb 2019 (IPS) - Suriname, el país más forestado del mundo, organizó esta semana una gran conferencia internacional sobre recursos económicos para ayudar a los países con gran cobertura vegetal y baja deforestación a hacer frente a los desafíos climáticos.

La conferencia, realizada entre el 12 y el 14 de este mes, buscó crear conciencia en la comunidad internacional sobre la gran importancia de los países con extensa cobertura vegetal y baja deforestación (HFLD, en inglés) y su papel en la lucha contra el cambio climático.

Otros países en esa categoría incluyen a Panamá, Colombia, República Democrática del Congo, Perú, Belice, Gabón, Guyana, Bután, Zambia y Guayana Francesa.

La reunión de alto nivel también buscó fortalecer la estructura de pago para los servicios de los ecosistemas para luego promover un desarrollo sostenible, a la vez que mitigar el riesgo de destrucción forestal y de pérdida de biodiversidad.

“Los bosques dan placer a nuestras vidas. Cerca de la cultura y el ocio, nos proveen de, entre otras cosas, alimento, madera, aire puro y oxígeno. Pero también tienen beneficios importantes, como la mitigación y la adaptación al cambio climático”, destacó el vicepresidente de Suriname, Michael Ashwin Adhin, en su discurso inaugural.

“Quisiera subrayar el hecho de que Suriname hace tiempo que mantiene la cobertura vegetal en 93 por ciento de su territorio, la que provee de múltiples beneficios a la comunidad global, en particular, en lo que respecta a la lucha contra el cambio climático, para las generaciones actuales y las futuras”, destacó.

Adhin también recordó que el cambio climático y el aumento del nivel del mar son una gran amenaza para este país caribeño, con una costa baja y donde se ubica más de 75 por ciento de su población y donde está la mayor parte de la infraestructura económica y social.

“Tenemos que encontrar remedios a esos problemas que no causamos. Somos conscientes de la situación similar en la que se encuentran muchos otros países”, acotó.

Por último, reiteró la intención de Suriname de seguir siendo un país HFLD. Según sus antecedentes, se sienten obligados a promover esa causa en la agenda internacional, así como en otros ámbitos.

“Tomamos la iniciativa de esta conferencia porque reconocemos que juntos como países HFLD, somos más fuertes y constituimos una masa crítica, encabezando un movimiento para el reconocimiento de nuestro aporte a la comunidad global y para la cooperación que apunta a aumentar la contribución de la deuda, mientras que gozamos de un crecimiento económico sostenible y equitativo”, explicó.

“Los desafíos son enormes”, admitió, en especial para movilizar recursos económicos, entre otros.

"Desde hace tiempo, Suriname mantiene la cobertura vegetal en 93 por ciento de su territorio, la que provee de múltiples beneficios a la comunidad global, en particular, en lo que respecta a la lucha contra el cambio climático, para las generaciones actuales y las futuras": vicepresidente de Suriname, Michael Ashwin Adhin. Crédito: Desmond Brown/IPS.

“Desde hace tiempo, Suriname mantiene la cobertura vegetal en 93 por ciento de su territorio, la que provee de múltiples beneficios a la comunidad global, en particular, en lo que respecta a la lucha contra el cambio climático, para las generaciones actuales y las futuras”: vicepresidente de Suriname, Michael Ashwin Adhin. Crédito: Desmond Brown/IPS.

El representante para cuestiones ambientales de Suriname, Winston Lackin, dijo que hace dos años, el gobierno tomó la decisión de comprometerse a mantener su posición de estar entre los países más forestados del mundo y los que tienen una huella de carbono neutral.

“Cuando nos comprometimos en noviembre de 2017 en la CMNUCC (Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, en Bonn, también dijimos que no estaríamos en posición de hacerlo solos, necesitaríamos cooperación técnica, experiencia, apoyo económico, alianzas durables y voluntad política a escala nacional, pero también internacional”, recordó Lackin en diálogo con IPS.

“Sabemos que 30 por ciento de las tierras emergidas del mundo son bosques”, puntualizó.

“De ese 30 por ciento, casi una cuarta parte está en los países HFLD en desarrollo. Cuando conocemos el valor y el papel que desempeñan los bosques en la mitigación y la adaptación y los efectos añadidos del cambio climático, sentimos que es hora de otro tipo de debate en lo que respecta al acceso a fondos”, observó.

Al señalar que solo ocho por ciento de los recursos económicos internacionales se destinaron a los países HFLD en desarrollo en la pasada década, Lackin dijo que uno no puede esperar que esos países en desarrollo cumplan con sus compromisos enmarcados en el Acuerdo de París sobre cambio climático, cuyos objetivos incluyen impulsar la adaptación y limitar el aumento de la temperatura global muy por debajo de los dos grados centígrados.

Vale destacar, según él, que los países HFLD hace tiempo que contribuyen a la mitigación de los efectos negativos del recalentamiento global, de hecho mucho antes de la existencia de conferencias sobre cambio climático.

Esos países estaban tienen grandes dificultades para resolver problemas de desarrollo económico y social, mientras que al mismo tiempo padecen los efectos negativos de un fenómeno del que no son responsables, recordó.

“Tenemos la obligación de dejar un mundo para los jóvenes, para la próxima generación. Es nuestra responsabilidad común, una responsabilidad conjunta de todos nosotros”, apuntó.

Esta conferencia es el fruto de la estrecha colaboración entre el gobierno de Suriname y múltiples entidades de las Naciones Unidas, destacó Shantanu Mukherjee, jefe del sector Análisis de Políticas, de la División para Desarrollo Sostenible del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas.

La reunión de Suriname es muy oportuna porque las últimas investigaciones claramente demuestran que los países HFLD contribuyen de forma significativa a la salud del planeta, pero por desgracia también sufren una gran falta de fondos, observó. Es algo que se pasó por alto durante muchos años, acotó.

“Está en juego el papel que desempeñan los bosques de los países HFLD en el almacenamiento de carbono, así como en la provisión de alimentos, agua, refugio y fuentes de ingreso para decenas de millones de personas”, añadió Mukherjee.

“Si no se atiende la brecha económica, pronto los países HFLD quedarán en la desafortunada situación de tener que elegir entre su papel global en la lucha contra el cambio climático, por un lado, y sus aspiraciones legítimas en materia de desarrollo de sus pueblos, por otro. Muchos ya se encuentran en la acuciante situación de necesitar apoyo económico para allanar el camino hacia un futuro verde más sostenible en el que nadie quede rezagado”, añadió.

Mukherjee recordó que la conferencia se realizó a continuación de importantes descubrimientos científicos sobre la importancia de los bosques de los países HFLD en la lucha contra el cambio climático y al principio de un año repleto de hitos y de debates internacionales sobre el recalentamiento global.

“Haremos lo máximo para llevar los mensajes (de los países HFLD) a otros eventos climáticos y a próximas reuniones de desarrollo”, se comprometió Mukherjee, al expresar el total apoyo del foro mundial a ese grupo de naciones.

Traducción: Verónica Firme

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal