Violencia sexual se dispara en Sudán de Sur
África, Conflictos armados, Derechos humanos, Destacados, Mundo, Proyectos, Últimas Noticias, Violencia de género

Violencia sexual se dispara en Sudán de Sur

“Hay muy poca rendición de cuentas en Sudán del Sur para un problema crónico y endémico de violencia sexual contra mujeres y niñas”: el portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnur), Rupert Colville. Crédito: Jared Ferrie/IPS.

“Hay muy poca rendición de cuentas en Sudán del Sur para un problema crónico y endémico de violencia sexual contra mujeres y niñas”: el portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnur), Rupert Colville. Crédito: Jared Ferrie/IPS.

NACIONES UNIDAS, 20 feb 2019 (IPS) - Aun tras la firma del acuerdo de paz, mujeres y niñas del norte de Sudán del Sur siguen soportando el enorme impacto del persistente, brutal y elevado grado de violencia sexual reinante, concluye un nuevo informe realizado por investigadores de la ONU.

El acuerdo de paz ya tiene casi cinco meses de firmado, sin embargo, investigadores de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) concluyeron que hay un crecimiento “endémico” de la violencia sexual en el norteño estado de Unidad.

“Hay muy poca rendición de cuentas en Sudán del Sur para un problema crónico y endémico de violencia sexual contra mujeres y niñas”, señaló el portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Rupert Colville.

“Hay una impunidad prácticamente total desde hace años, por lo que no hay nada que desincentive a esos hombres a hacer lo que hacen”, añadió Colville, en la presentación del informe.

La alta comisionada Acnudh, Michelle Bachelet, también se mostró preocupada por el problema.

“La volatilidad de la situación en Sudán del Sur, sumada a la falta de responsabilidad por las violaciones y los abusos cometidos en todo Unidad, probablemente lleve a los actores armados a creer que pueden salirse con la suya y violar y cometer otras formas atroces de violencia sexual”, declaró.

Entre septiembre y diciembre de 2018, por lo menos 175 mujeres y niñas sufrieron episodios de violencia sexual y física. De las cuales, 64 eran niñas, y algunas hasta de tan solo ocho años.

Investigadores de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Sudán del Sur (Unmiss) y de Acnudh concluyeron que la mayoría de las víctimas sufrieron ataques cuando caminaban en busca de leña, alimentos o agua, entre otros bienes, que son limitados desde el comienzo del conflicto en 2013.

La ONU instó al presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, en 2109, que investigara la violencia sexual en el norte del país. Crédito: Elias Asmare/IPS.

La ONU instó al presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, en 2109, que investigara la violencia sexual en el norte del país. Crédito: Elias Asmare/IPS.

“Las mujeres no tenemos opción. Si vamos por el camino principal, nos violan. Si vamos por el monte, nos violan. No íbamos por el camino porque escuchamos historias horribles, que agarran a las mujeres y a las niñas cuando pasan caminando y las violan, pero lo mismo nos pasó a nosotras. No hay escapatoria, nos violan a todas”, insistió una sobreviviente.

La mujer de 30 años fue violada en tres ocasiones distintas, siempre en la misma zona, yendo o regresando de sitios de distribución de alimentos, en Bentiu, capital del estado de Unidad.

Además, casi 90 por ciento de las mujeres y niñas víctimas de violencia sexual fueron violadas por más de un hombre, y a menudo durante varias horas, señala el informe.

Los investigadores también señalaron que muchos de los ataques fueron premeditados y organizados. “La crueldad de los agresores parece ser una característica consistente de la violencia sexual documentada”, precisa el documento.

En un incidente ocurrido en noviembre, una mujer con dos meses de embarazo sufrió un aborto tras ser víctima de una violación grupal.

Numerosas sobrevivientes también describieron que les pegaron con culatas, palos y cables cuando intentaban resistirse o después de ser violadas.

Otra sobreviviente de 50 años relató a los investigadores que la golpearon después de tratar de impedir que unos hombres armados se llevaran a su hija de 25 años.

“Algunos de ellos me lanzaban puñetazos y patadas porque no les dejaba llevarse a mi hija. Esos hombres armados eran como mis hijos, pero eran tan crueles. No tenían piedad”, prosiguió.

Entre los factores que contribuyeron al aumento de los ataques contra las mujeres y las niñas se destaca el gran número de combatientes “en espera”, que aguardan la desmovilización y la retirada.

El acuerdo de paz se firmó en septiembre de 2018, pero el nuevo gobierno de transición no se hará efectivo sino hasta mayo, lo que deja a numerosos combatientes en una especie de limbo.

“Muchos de esos jóvenes, fuertemente armados, no hacen más que esperar. Es una mezcla muy tóxica, y también hay jóvenes milicianos con los que se alían algunos grupos oficiales y no se sabe exactamente quiénes son, y también han estado muy activos”, explicó Colville.

La impunidad y la falta de responsabilidad también llevaron a la normalización de la violencia contra mujeres y niñas, y tanto Unmiss como Acnudh urgieron al presidente Salva Kiir que ordene investigaciones y se haga justicia con las sobrevivientes.

A raíz de varios informes con un gran número de denuncias, una comisión sursudanesa lanzó una investigación para aclarar lo sucedido, pero negó la situación y declaró que las violaciones “no eran verdaderas”.

El actual acuerdo de paz parece volátil, pero es cada vez más urgente que el nuevo Sudán del Sur tome medidas para proteger a mujeres y niñas.

“Lamentablemente, seguimos recibiendo denuncias de violación y de violaciones en grupo en Unidad desde el comienzo de este año”, informó Bachelet.

“Insto al gobierno de Sudán del Sur a que tome las medidas adecuadas, incluidas las del acuerdo de paz, para proteger a las mujeres y niñas, y para investigar pronto y de forma exhaustiva las acusaciones de violencia sexual, y que realice juicios justos para castigar a los responsables”, añadió.

Traducción: Verónica Firme

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal