Hacen falta 264 000 millones de dólares para pagar deudas con las mujeres
Conferencias, Desarrollo y ayuda, Destacados, Mujer y salud, Mundo, Naciones Unidas, Población, Pobreza y Objetivos de Desarrollo, Salud, Últimas Noticias, Violencia de género

Hacen falta 264 000 millones de dólares para pagar deudas con las mujeres

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta (C), con la subsecretaria general de la ONU, Amina Mohammed, y la directora ejecutiva de UNFPA, Natalia Kanem a su izquierda, junto al ministro de Cooperación para el Desarrollo de Dinamarca, Rasmus Prehn, y a princesa Mary de ese país, a su derecha. Crédito: CIPD25

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta (C), con la subsecretaria general de la ONU, Amina Mohammed, y la directora ejecutiva de UNFPA, Natalia Kanem a su izquierda, junto al ministro de Cooperación para el Desarrollo de Dinamarca, Rasmus Prehn, y a princesa Mary de ese país, a su derecha. Crédito: CIPD25

NAIROBI, 12 nov 2019 (IPS) - Llevar a cero las muertes maternas prevenibles, eliminar la violencia de género y satisfacer las necesidades de planificación familiar, los tres grandes compromisos de la 25 Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (CIPS25), requieren, además de voluntad política, de dinero, mucho dinero.

Cumplir con esas  deudas pendientes desde la primera e histórica Conferencia, la de El Cairo en 1994, necesitará nada menos que 264 000 millones de dólares de aquí a 2030, según cálculos de organizaciones privadas, incluidas la Fundación Ford, Johnson & Johnson, Philips y World Vision.

«Crear impulso financiero y cerrar las brechas de recursos existentes en torno a estos compromisos no será fácil. Si bien la mayoría de los países han constitucionalizado los derechos y la salud reproductiva, la movilización de recursos internos no ha seguido automáticamente», dijo a IPS Nerima Were, gerente de programa de Asuntos Legales y Éticos del país anfitrión.

Entre este martes 12 y hasta el jueves 14, Nairobi es anfitriona de la CIPD25, en que participan  más de 6 000 delegados de más de 164 países y representantes provenientes de organizaciones de la sociedad civil, organizaciones de base, jóvenes, líderes empresariales y comunitarios, organizaciones religiosas, pueblos indígenas e instituciones financieras.

¿Cuánto costará realmente lidiar con la planificación familiar?

Llevar a cero la mortalidad materna en los 120 países que representan más de 95 por ciento de la mortalidad materna costaría 115 500 millones de dólares en intervenciones clave de salud materna, para evitar la realidad actual en que 830 mujeres mueren diariamente durante el parto, Además por cada una que muere, otras 20 sufren graves daños.

Para terminar con las necesidades insatisfechas de planificación familiar en el mismo número de países prioritarios se necesitaría 68 500 millones de dólares.

Mientras, acabar con la violencia  de género requeriría invertir 42 000 millones de dólares en 132 países prioritarios.

Actualmente, en realidad  solo hay fondos para invertir 42 000 millones en asistencia para el desarrollo para avanzar en estos objetivos. Por lo tanto, significa que se requerirán 222 000 millones adicionales en inversiones hacia esos tres temas prioritarios durante la próxima década.

¿Quién financiará los compromisos?

Pero en Nairobi no está nada claro por el momento si  estos costos adicionales llegarán a provenir de inversiones extranjeras, partidas internas o aportes del sector privado, o una combinación de todos en porcentajes sin definir.

«Esta discusión no se trata solo de dólares y centavos, sino también de valores y escogencias. También se trata de traducir las elecciones en formas prácticas de la toma de decisiones», dijo  a IPS Achim Steiner, del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), organizador de las CIPD.

Steiner dijo que las decisiones financieras pueden enmarcarse de diferentes maneras y que analizar el costo y las brechas en el cumplimiento de los tres compromisos es una forma de asesorar al mundo sobre cómo invertir.

«Se trata de ayudar a las sociedades a estar mejor informadas y a tomar mejores decisiones. El problema no es cuánto valdrá llevar esos objetivos a cero, sino el costo de no llevarlas a cero», argumentó.

Datos del Banco Mundial han demostrado que la planificación familiar es la «mejor adquisición» para los gobiernos.

Por cada dólar adicional invertido en servicios anticonceptivos en los países del Sur en desarrollo,  el costo de la atención médica materna y neonatal podría reducirse en 2,20 dólares.

Las estimaciones también muestran otra cifra muy importante: por cada dólar invertido en planificación familiar se ahorran costos por 120 dólares.

África debe y puede encontrar el dinero

En el caso de África, el encontrar fondos para alcanzar los tres grandes objetivos de la CIPD de Nairobi resulta aún más importante que en el resto del mundo, aseguran participantes en la cumbre, que resaltan que el presupuesto en el sector de salud del continente es especialmente limitado.

«África tiene los recursos para lograr estos tres objetivos críticos. El crecimiento exponencial de las economías en todos los países refleja el músculo financiero de los continentes», afirmó a IPS Jackson Chekweko, director ejecutivo de la organización Salud Reproductiva Uganda, que integra la no gubernamental Federación Internacional de Planificación de la Familia (IPPF, en inglés).

Chekweko argumentó que la voluntad política y los compromisos son más importantes y que «siempre habrá recursos para lo que el gobierno, especialmente los presidentes, digan que es una prioridad. Los presidentes africanos ejercen una gran influencia en la asignación de recursos».

Citó como ejemplo que en el caso de Uganda, el gobierno se comprometió a asignar anualmente cinco millones de dólares a la planificación familiar, simplemente porque el presidente lo sugirió.

Nuevos liderazgos

El experto y activista consideró auspicioso que actualmente haya en el continente africano una nueva generación de líderes que no rehúyen asumir compromisos ambiciosos, que sintonizan con los intereses de la población, como es el caso, a su juicio, del presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta.

«El presidente Kenyatta hizo varias declaraciones audaces en esta CIPD25. Ha declarado que los países de África oriental reducirán la mutilación genital femenina a cero para 2022 y confirmó que también se tomarán medidas para que la violencia de género, sin dudas, se baje a cero», afirmó.

Chekweko se mostró esperanzado en que un compromiso político verificable alentará alianzas para  para ayudar a cubrir las grandes brechas de recursos financieros.

«Una vez que acordemos que los temas de salud y derechos sexuales y reproductivos son una prioridad, el dinero se alineará con este propósito. Incluso si eso significa aumentar impuestos como el IVA (impuestos al valor agregado) y PAYE (impuesto según ganancias) en solo uno por ciento, se hará «, dijo.

La especialista Were subrayó, no obstante, que hay que tener en cuenta que los limitados financiamientos internos en los países del continente y una caída de los recursos de los donantes externos, presentan un escenario particularmente crítico para hallar los fondos para objetivos tan cruciales como ambiciosos.

«Para llegar a cero en las tres áreas, los gobiernos deberán decidir cuidadosamente cuáles son sus prioridades, cualquier cosa que se encuentre dentro de ese marco de prioridades debe lograrse», dijo.

T: MF

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal