El coronavirus abate las economías del Caribe
América Latina y el Caribe, Comercio e inversiones, Destacados, Economía y comercio, Últimas Noticias

El coronavirus abate las economías del Caribe

Los 20 países y territorios de la Comunidad del Caribe (Caricom) ven sus economías abatidas por la covid-19 y necesitan intensificar sus alianzas para poder recuperarse, señaló un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) divulgado este jueves 30

Los ingresos de la Comunidad del Caribe, dependiente del turismo, el comercio y la exportación de rubros agrícolas, oro y petróleo, a la vez que zona frecuentemente azotada por huracanes, reciben un nuevo golpe este año con la pandemia covid-19. Imagen: BID

WASHINGTON, 30 abr 2020 (IPS) - Los 20 países y territorios de la Comunidad del Caribe (Caricom) ven sus economías abatidas por la covid-19 y necesitan intensificar sus alianzas para poder recuperarse, señaló un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) divulgado este jueves 30.

El producto interno bruto de la subregión decaerá, -2,6 por ciento, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El turismo, una de sus principales actividades, “está en punto muerto”, según el BID, a lo que se agrega la profunda grieta en el comercio y la caída de los precios de los hidrocarburos, fuente de ingreso para Trinidad y Tobago y esperanza de despegue económico para Guyana.

La pandemia covid-19 “ha sido el evento más desestabilizador para nuestros países, probablemente desde la Segunda Guerra Mundial”, comentó la primera ministra de Barbados y presidenta de turno de la Caricom, Mia Mottley.

“Este año nuestra región estaba saliendo de la recesión, tras la cual nos tomó mucho tiempo recuperar el aire, sentir que nuestras economías estaban nuevamente al alza, y ahora nos han asestado otro golpe”, se lamentó Therese Turner-Jones, gerente del departamento de países del Caribe en el BID.

El desafío inmediato de los caribeños, como en el resto del planeta, es aplanar la curva de propagación del nuevo coronavirus, que sigue en ascenso aunque permanezca con números bajos en relación con la población del grupo, cercana a 20 millones de habitantes.

Al 28 de abril el Banco de Desarrollo del Caribe reportó 1024 casos con 56 muertes por covid-19, siendo los países más afectados Jamaica (364 casos y siete fallecidos), Trinidad y Tobado (116 casos y ocho decesos), Bahamas (80 y 11), Barbados (80 y seis) y Haití (76 y seis fallecimientos).

El segundo desafío está en su economía, “por la disrupción de las actividades de las que depende, el comercio y el turismo. La actividad turística representa entre 34 y 48 por ciento del PIB para Bahamas, Barbados y Jamaica”, ejemplificó el BID.

En el caso de Bahamas, una caída de 75 por ciento del turismo este año le haría perder 10,5 puntos del PIB, y “el coronavirus representa el segundo choque económico importante en menos de un año para el país después del huracán Dorian, cuando las pérdidas y daños ascendieron a 3400 millones de dólares, 17 por ciento del producto bruto”.

Dorian, el huracán más fuerte que jamás haya azotado Bahamas, arrasó miles de hogares y dejó al menos siete muertos a su paso por el archipiélago en agosto y septiembre de 2019.

La caída del turismo, si se prolonga durante el resto de 2020, haría retroceder 6,5 por ciento el PIB de Jamaica, 5,4 por ciento el de Barbados e impactaría, en  distinto grado, a los restantes territorios de la subregión.

Las exportaciones del área, productos agrícolas más combustibles en el caso de Trinidad y Tobago, caerán 6,2 por ciento en volumen y 13,9 por ciento en valor, según cálculos de la Cepal. La baja en los precios del oro incide sobre Guyana y Suriname.

Guyana se estrenó como exportador de petróleo y el Fondo Monetario Internacional proyectó el año pasado que su PIB podría crecer en 2020 hasta 86 por ciento, con un precio de 60 dólares por barril de 159 litros, pero con el desplome del mercado petrolero se predice una caída drástica de ese pronóstico, apuntó el BID.

También las inversiones directas y las remesas disminuirán, “porque los principales países de origen, Canadá, Estados Unidos y Gran Bretaña, enfrentan sus propias crisis económicas”, recordó el organismo hemisférico.

En las respuestas, los países caribeños comenzaron a invertir en mantener a flote pequeñas empresas, para sostener el empleo, incrementaron en lo posible el gasto social y buscan financiamiento de menor costo en instituciones financieras internacionales.

El BID recomendó que los países intensifiquen la construcción de conexiones intrarregionales, para fortalecerse y disminuir la dependencia de las cadenas de suministro y afluencia de turistas de fuera de la región.

Para ello, “la transición digital es fundamental” y esa adaptación “requerirá no solo enfocarse en el cierre de las brechas para toda la población, sino acentuar la inversión en infraestructura de gobierno electrónico, reforzar como nunca la gobernanza digital y crear un marco legislativo que acompañe el cambio”, postuló el BID.

Los miembros plenos de la Caricom son Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, San Cristóbal-Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Trinidad y Tobago, y los asociados Anguila, Bermuda, Islas Caimán, Islas Turcas y Caicos e Islas Vírgenes británicas.

A-E/HM

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal