América Latina se convierte en zona roja de la covid-19
América Latina y el Caribe, Destacados, Naciones Unidas, Salud, Últimas Noticias

América Latina se convierte en zona roja de la covid-19

Perú, uno de los países más afectados por el nuevo coronavirus, organiza bajo medidas de protección el traslado de las personas que deben desplazarse entre distintas regiones. La pandemia avanza por América del Sur y todavía no ha alcanzado su pico de máxima expansión, destaca la Organización Mundial de la Salud: Foto: Minsa

Perú, uno de los países más afectados por el nuevo coronavirus, organiza bajo medidas de protección el traslado de las personas que deben desplazarse entre distintas regiones. La pandemia avanza por América del Sur y todavía no ha alcanzado su pico de máxima expansión, destaca la Organización Mundial de la Salud: Foto: Minsa

GINEBRA, 1 jun 2020 (IPS) - América Central y del Sur se han convertido en la región más intensa de transmisión del nuevo coronavirus y sus sistemas de atención médica ya están bajo intensa presión, advirtió este lunes 1 la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Brasil, Perú, Chile y México “están entre los 10 países que han reportado la mayor cantidad de nuevos casos de covid-19 en el planeta, y también hay fuertes incrementos en Colombia, Haití, Argentina y Bolivia”, dijo Michael Ryan, director de emergencias de la OMS.

Aunque los números “aún no son exponenciales en algunos de esos países, hay un aumento progresivo diariamente y aún no se ha llegado al pico de la pandemia”, añadió Ryan.

América Latina ya acumula más de un millón de infectados y pasó de 51 000 fallecidos por el nuevo coronavirus, según las estadísticas de la estadounidense Universidad Johns Hopkins.

Brasil, con 519 704 infectados, a una velocidad de más de 4000 nuevos casos por día, y con 29 534 muertes, es el segundo país más alcanzado por la covid-19, solo superado por Estados Unidos.

Perú, con 164 476 infectados, Chile, con 105 159, y México, con 90 664, ya superaron en número de casos oficialmente registrados a China, el país donde se detectó por primera vez la enfermedad a finales de 2019.

Ryan expuso que “hace algunas semanas el mundo estaba extremadamente preocupado por lo que potencialmente sucedería con la pandemia en el sur de Asia o en África, pero hasta cierto punto, aunque la situación sea difícil allí, es aún estable”.

Sin embargo, “en América Latina la situación está lejos de ser estable, hay un rápido incremento de casos y los sistemas de salud necesitan del apoyo y la solidaridad mundial”, debido a la gran presión que soportan.

El experto opinó que “la gran densidad de población en los entornos urbanos, y la pobreza extendida, son algunos de los factores que están impulsando la situación”, marcada por un rápido avance del virus.

También observó que “hay muchas respuestas diferentes en la región, vemos países que están abordando la pandemia con una visión global, de toda la sociedad más el gobierno, y con información científica, mientras que en otros vemos una ausencia de este enfoque, o hay debilidades en aplicarlo”.

Ryan dijo que a la OMS “le preocupan particularmente países como Haití, por la debilidad de sus sistemas de salud, pero no es el único”, sin dar más precisiones.

Insistió en “la necesidad absoluta” de solidaridad con América Latina, “de unirnos y no dejar a nadie atrás, pues nadie estará a salvo hasta que todos estemos a salvo”.

Ryan también desestimó recientes informes según los cuales el nuevo coronavirus está perdiendo potencia, y en cambio subrayó que “sigue siendo peligroso, ya que ni su transmisibilidad ni su potencia han cambiado”.

Pidió finalmente “no crear la sensación de que el virus, por voluntad propia, ha decidido ser menos patógeno, pues 20 por ciento de los enfermos siguen con síntomas graves. Miles de personas mueren cada día por este virus. Este es un virus que mata y hay que tener cuidado”.

A-E/HM

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal