Sudáfrica recibe ayuda al escalar la pandemia en el continente
África, Ayuda al desarrollo, Destacados, Salud, Últimas Noticias

Sudáfrica recibe ayuda al escalar la pandemia en el continente

Un trabajador sanitario acude a realizar pruebas de coronavirus en un barrio de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, donde la pandemia se ha extendido velozmente. La protección del personal de salud se considera una prioridad dentro del financiamiento para atender la emergencia. Foto: Guy Oliver/IRIN

Un trabajador sanitario acude a realizar pruebas de coronavirus en un barrio de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, donde la pandemia se ha extendido velozmente. La protección del personal de salud se considera una prioridad dentro del financiamiento para atender la emergencia. Foto: Guy Oliver/IRIN

ABIYÁN, 27 jul 2020 (IPS) - El Banco Africano de Desarrollo (AfDB) prestará a Sudáfrica 288 millones de dólares para apuntalar la lucha contra la pandemia covid-19 en ese país que acumula la mitad de las infecciones en el continente.

El préstamo se toma de un fondo de 10 000 millones de dólares contra la covid que reúne el AfDB con ayuda de otras instituciones multilaterales de crédito, y financiará un programa de respuesta rápida contra la pandemia que activó Sudáfrica.

Hasta este lunes 27 se registraban en Sudáfrica 445 433 casos de coronavirus, con 6769 fallecidos, según cifras de la estadounidense Universidad Johns Hopkins, que da cuenta de casi 900 000 infectados en África.

En Sudáfrica el primer caso de coronavirus se registró el 5 de marzo y ya es el quinto país con más infectados, detrás de Estados Unidos, Brasil, India y Rusia.

“Los médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud son nuestras madres, hermanos y hermanas. Están ayudando a salvar vidas en peligro y debemos asegurarnos de que tengan el equipo, las habilidades y la información que necesitan para mantenerse a salvo a sí mismos, a sus pacientes y a sus colegas”: Matshidiso Moeti.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha expresado preocupación por el auge de la pandemia en África, pues hay 92 000 casos y 4600 fallecidos en Egipto, 40 500 en Nigeria con 858 muertes, y 32 969 en Ghana, aunque con solo 168 fallecimientos.

Matshidiso Moeti, directora regional de la OMS, dijo que “el crecimiento que estamos viendo en los casos de covid-19 en África supone una mayor presión sobre los sistemas sanitarios de todo el continente».

Sudáfrica expresa esa presión porque está clasificada como el país africano más preparado para enfrentar una pandemia, con un sistema de salud privado relativamente bien equipado pero con precios inaccesibles para la mayoría de la población, y falta de fondos y recursos humanos en el sector público.

El programa al que se dirige el préstamo del AfDB comprende en primer lugar el acceso a equipamiento para prevenir infecciones, como los equipos de protección personal, desinfectantes y guantes para el personal sanitario.

Luego, también se procura sostener medios de vida, preservando empleos, ingresos, seguridad alimentaria y las empresas de la economía formal e informal más afectadas por las medidas de cierres y confinamiento con las que se encara la pandemia.

El rápido aumento de casos llevó a varios países a reforzar las medidas de cuarentena, como en los casos de Marruecos (21 000 infectados) y Argelia (28 000).

Moeti destacó que el auge de la pandemia y la debilidad de sistemas hospitalarios en muchos países se traducen en riesgo elevado de infección para los médicos y demás trabajadores de la salud, lo que afecta su disponibilidad para atender a la población.

La experta dijo que en la región la información sobre las infecciones de los trabajadores de la salud todavía es limitada, pero los datos preliminares muestran que representan más de cinco por ciento de los casos en 14 países solo en África subsahariana.

En cuatro de esos países, que no mencionó, los trabajadores de la salud representan más de 10 por ciento del total de infecciones.

Cuando la OMS evaluó las clínicas y hospitales de todo el continente con la pandemia a la vista, encontró que solo 16 por ciento de casi 30 000 instalaciones encuestadas tuvieron puntajes superiores a 75 por ciento y muchos centros carecen de la infraestructura necesaria para implementar medidas clave de prevención.

Moeti dijo que “los médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud son nuestras madres, hermanos y hermanas. Están ayudando a salvar vidas en peligro y debemos asegurarnos de que tengan el equipo, las habilidades y la información que necesitan para mantenerse a salvo a sí mismos, a sus pacientes y a sus colegas”.

A-E/HM

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal