La ONU aboga por reconstruir el turismo de modo sostenible
Ambiente, Biodiversidad, Destacados, Economía verde, Economía y comercio, Mundo, Naciones Unidas, Recursos naturales, Trabajo, Últimas Noticias

La ONU aboga por reconstruir el turismo de modo sostenible

El turismo ayuda a financiar la conservación de hábitats de vida silvestre y representa un modo de vida y de ingresos para millones de personas en regiones como el sur y oriente de África. Foto: Enkosi África

El turismo ayuda a financiar la conservación de hábitats de vida silvestre y representa un modo de vida y de ingresos para millones de personas en regiones como el sur y oriente de África. Foto: Enkosi África

NACIONES UNIDAS, 25 ago 2020 (IPS) - El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, destacó la importancia de que el sector turismo en el mundo se reconstruya, después de la pandemia covid-19, sobre una base “segura, equitativa y respetuosa con el clima”, en una declaración este martes 25.

Las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con el transporte de viajeros “podrían repuntar drásticamente si la recuperación no está alineada con los objetivos climáticos”, dio el titular de la ONU.

Guterres enfatizó que “los viajes sostenibles y responsables son imperativos para apoyar a los millones que dependen del turismo para su sustento”.

Recordó que la industria turística emplea a uno de cada10 trabajadores en el mundo y proporciona medios de vida a cientos de millones más.

“La crisis ha supuesto una gran conmoción para las economías desarrolladas, pero para los países en desarrollo constituye una emergencia, en particular para muchos pequeños Estados insulares en desarrollo y países africanos”: António Guterres.

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), entre 100 y 120 millones de empleos directos están en riesgo por el desplome de la actividad, tras una década de crecimiento hasta completar 1500 millones de turistas movilizados en 2019.

El turismo es la tercera categoría de exportación más grande del mundo, después de los combustibles y los productos químicos, y en 2019 representó siete por ciento del comercio mundial.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad) prevé para este año una pérdida de entre 1,5 y 2,8 por ciento del producto bruto (PIB) mundial, posiblemente más de tres billones (millones de millones) de dólares, debido a la crisis de la industria por la covid.

En los primeros cinco meses de este año, las llegadas de turistas internacionales se han reducido en más de la mitad y, por ejemplo en Estados Unidos, se han perdido 320 000 millones de dólares en ingresos por turismo.

Guterres recordó que “muchos trabajadores del sector turístico se encuentran en la economía informal o en micro, pequeñas y medianas empresas que emplean a una alta proporción de mujeres y jóvenes”.

Agregó que, para las mujeres, las comunidades rurales, los pueblos indígenas y muchas otras poblaciones históricamente marginadas, el turismo ha representado un vehículo de integración, empoderamiento y generación de ingresos.

“La crisis ha supuesto una gran conmoción para las economías desarrolladas, pero para los países en desarrollo constituye una emergencia, en particular para muchos pequeños Estados insulares en desarrollo y países africanos”, dijo Guterres.

El turismo aportó más de 168 000 millones de dólares a las economías africanas el año pasado, según el empresarial Consejo Mundial de Viajes y Turismo, y tan solo para los países africanos del sur y el este el cierre de fronteras significa una pérdida de 61 000 millones de dólares que los visitantes inyectan a su PIB.

Solo seis estados insulares del Pacífico (las islas Cook, Salomon, Fiji, Samoa, Papúa Nueva Guinea y Vanuatu) reciben al año cerca de 1,5 millones de turistas, en las islas Maldivas, en el Índico, el turismo representa dos tercios de sus ingresos, y en el Caribe la caída de la actividad ha tenido efectos devastadores.

Para Bahamas el turismo representa 59 por ciento de su economía, 85 por ciento para la isla holandesa de Aruba, y en México, cuyos 24 millones de turistas en 2019 dejaron 21 000 millones de dólares, la caribeña Riviera Maya capta 65 por ciento de la actividad turística de origen extranjero.

Guterres también destacó al turismo como pilar en la conservación del patrimonio natural y cultural, y observó que “la caída de los ingresos ha provocado un aumento de la caza furtiva y la destrucción del hábitat en las áreas protegidas”.

El cierre de muchos sitios del Patrimonio Mundial ha privado a las comunidades de medios de vida, según el secretario general, a la vez que corta el financiamiento a las operaciones de conservación.

Según sus cifras, siete por ciento del turismo mundial se relaciona con la vida silvestre, en muchos destinos africanos representa 80 por ciento de las visitas,y en países costeros el turismo financia esfuerzos de conservación de la vida marina.

Por añadidura, 90 por ciento de los museos cerraron durante la crisis y es posible que 13 por ciento nunca vuelva a abrir.

Guterres describió al turismo como una oportunidad para experimentar las riquezas culturales y naturales del planeta, acercando a las personas y destacando nuestra humanidad común. «Se podría decir que el turismo es en sí mismo una de las maravillas del mundo», concluyó. 

A-E/HM

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal