África reclama más atención para los países sin litoral
África, Ayuda al desarrollo, Desarrollo y ayuda, Destacados, Economía y comercio, Naciones Unidas, Últimas Noticias

África reclama más atención para los países sin litoral

Trabajadores acarrean sacos con cebollas en Malí, uno de los países africanos a los que la falta de litoral agrega costos para exportar productos y obtener ingresos para sus poblaciones, las que registran altos índices de pobreza. Foto: Dominic Chávez/BM

Trabajadores acarrean sacos con cebollas en Malí, uno de los países africanos a los que la falta de litoral agrega costos para exportar productos y obtener ingresos para sus poblaciones, las que registran altos índices de pobreza. Foto: Dominic Chávez/BM

ADDIS ABEBA, 24 sep 2020 (IPS) - Los países en desarrollo sin litoral tienen más limitaciones que aquellos con salida al mar y por lo tanto más necesidades especiales que deben ser atendidas en el marco del multilateralismo, planteó la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para África (CEPA), Vera Songwe.

Esas naciones, con su mediterraneidad, “sufren de la falta de competitividad tanto de sus exportaciones como de sus importaciones, así como de la reducción del poder adquisitivo de sus poblaciones, lo que los deja en peores condiciones en comparación con los otros países en desarrollo”, dijo Songwe.

La responsable la CEPA intervino en la conferencia de Relaciones Exteriores de los países en desarrollo sin litoral (conocidos como LLDC por sus siglas en inglés), celebrada en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, virtual por primera vez en su historia.

“Los países en desarrollo sin litoral sufren de la falta de competitividad tanto de sus exportaciones como de sus importaciones, así como de la reducción del poder adquisitivo de sus poblaciones, lo que los deja en peores condiciones en comparación con los otros países en desarrollo”: Vera Songwe.

África, recordó, es la región con la mayoría de países en desarrollo sin litoral, de los que también hay un grupo en Asia central, el Cáucaso, Laos, Mongolia, y dos en América Latina, Bolivia y Paraguay.

Songwe destacó que en los LLDC africanos la tasa promedio de pobreza alcanza 56 por ciento y que el producto interno per cápita en esos países es de 1506 dólares anuales, frente a 5208 dólares de los países en desarrollo de África que tienen acceso directo al mar.

El déficit de infraestructura de África es un obstáculo crucial para el crecimiento, y en lo que respecta a infraestructura energética, por ejemplo, solo 30 por ciento de las personas que viven en los LLDC africanos tenían acceso a la electricidad en 2017, por debajo de todos los países en desarrollo sin litoral y del mundo.

Songwe dijo que si alguna vez hubo un momento en el que el multilateralismo resultaba necesario “es ahora, cuando el temido coronavirus continúa asomando su fea cabeza en todo el mundo” y afecta las cadenas de suministro globales.

“Necesitamos el multilateralismo para brindar un apoyo constante y sostenido a los LLDC. Tienen más necesidades especiales que las naciones que no son países en desarrollo sin litoral”, insistió la responsable.

Entre los desafíos de los LLDC africanos mencionó la necesidad de agregar valor a sus productos para compensar la distancia a puertos de exportación, crear puestos de trabajo para combatir la pobreza y garantizar la paz y la seguridad, pues muchos países del interior de África soportan conflictos armados.

Por su parte, el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, dijo que hacia los LLDC “el sistema de la ONU continuará apoyando los esfuerzos por lograr un desarrollo sostenible e inclusivo para sus pueblos a medida que responda y, en última instancia, se recuperen de la crisis de la covid-19”.

Los LLDC insisten en que el cruce de otras fronteras y la lejanía de los mercados, más procedimientos de tránsito engorrosos y una infraestructura inadecuada, aumentan costos, menoscaban su competitividad y reducen su capacidad para el desarrollo económico, el progreso social y la sostenibilidad ambiental.

Por ello, en 2014 adoptaron en Viena un Programa de Acción de 10 años para lograr que se garantice el libre tránsito y acceso al mar a través de sus vecinos para poder integrarse al comercio internacional, y que se cuente con la infraestructura necesaria para posibilitarlo.

A-E/HM

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal