Los corales desaparecerán si continúa el calentamiento global
Ambiente, Biodiversidad, Cambio climático, Destacados, Mundo, Últimas Noticias

Los corales desaparecerán si continúa el calentamiento global

Los arrecifes de coral albergan 25 por ciento de la vida marina, especies que alimentan a 1000 millones de personas, y están en peligro de extinción si este siglo continúa avanzando el calentamiento global. Foto: Kadir van Lohuizen/Pnuma

Los arrecifes de coral albergan 25 por ciento de la vida marina, especies que alimentan a 1000 millones de personas, y están en peligro de extinción si este siglo continúa avanzando el calentamiento global. Foto: Kadir van Lohuizen/Pnuma

NAIROBI, 23 dic 2020 (IPS) - Los corales, tenaces animales marinos que han existido por cientos de millones de años, desaparecerán si durante este siglo sigue elevándose e calentamiento global, advirtió un nuevo informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma).

La humanidad “debe actuar con urgencia, ambición e innovación para cambiar la trayectoria de este ecosistema, que es el canario en la mina de carbón para el impacto del clima en los océanos, antes de que sea demasiado tarde”, dijo Leticia Carvalho, jefa del área de Agua Dulce y Marina del Pnuma.

“Ante la inacción”, traducida en mantener las crecientes emisiones de gases de efecto invernadero que calientan el planeta y el agua de mares y océanos “los arrecifes de coral pronto desparecerán”, subrayó la responsable.

Los corales, presentes en todos los océanos, secretan exoesqueletos de carbonato para proteger sus cuerpos y esos arrecifes crecen mejor en aguas cálidas, poco profundas, claras, soleadas y agitadas.

“La humanidad debe actuar con urgencia, ambición e innovación para cambiar la trayectoria de este ecosistema, que es el canario en la mina de carbón para el impacto del clima en los océanos, antes de que sea demasiado tarde. Ante la inacción, los arrecifes de coral pronto desaparecerán”: Leticia Carvalho.

Los arrecifes de coral cubren cerca de 300 000 kilómetros cuadrados, menos de 0,1 por ciento de la superficie de los océanos, pero albergan la vida de 25 por ciento de las especies marinas, que proporcionan alimento a 1000 millones de personas.

Algo más de 90 por ciento están en el conjunto de los océanos Índico y Pacífico, y cerca de ocho por ciento en el Caribe y Atlántico occidental.

Aún se les sigue descubriendo, y un dato curioso adosado al informe del Pnuma “Proyecciones de futuras condiciones de blanqueamiento de corales” es que en octubre se descubrió en Australia un arrecife que tiene 20 millones de años y la altura del edificio Empire State de Nueva York, 443 metros.

El problema es que con el calentamiento y contaminación de los océanos los corales se blanquean y van camino a la extinción. Un episodio de blanqueamiento cubrió el período 2014-2017 en varios océanos y amenaza la vida de esos animales marinos a pesar de su resiliencia ante el incremento de la temperatura.

El blanqueamiento generalizado ya es familiar en aguas de Fiji, Nueva Caledonia, Arabia Saudita, Papúa Nueva Guinea y el este de Australia. Otros lugares, como Indonesia, Australia occidental, Bahamas, Madagascar, India y Malasia, contienen focos de corales que se espera que se decoloren después de 2044.

En el escenario de que se mantengan los efectos de una economía mundial impulsada principalmente por combustibles fósiles, el estudio prevé que todos los arrecifes del mundo se blanquearán para finales de siglo, con un blanqueo grave hacia 2034, nueve años antes de las predicciones publicadas hace tres años.

Si los países superan sus compromisos actuales de limitar las emisiones de carbono en 50 por ciento y que la temperatura global no suba más de 1,5 grados centígrados hacia mitad de siglo, el blanqueo puede retrasarse 11 años, hacia 2045, y los corales podrían demorar progresivamente su deterioro.

Los corales pueden recibir un relativo alivio con un grado centígrado de calentamiento global, pero si la humanidad mantiene el actual ritmo de emisión de gases de efecto invernadero, los corales podrían no sobrevivir incluso adaptándose a una temperatura dos grados más alta, proyectó el estudio del Pnuma.

“Lo triste es que las proyecciones son aún más nefastas que antes. Necesitamos reducir nuestras emisiones de carbono para salvar a los arrecifes, y hacerlo con la mayor urgencia”, comentó Ruben van Hooidonk, de la estadounidense Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.

A-E/HM

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal