2020 fue el peor año en la historia del turismo
Destacados, Economía y comercio, Globalización, Mundo, Últimas Noticias

2020 fue el peor año en la historia del turismo

Una solitaria transeunte cruza junto a la turística Plaza del Duomo, en la ciudad italiana de Florencia, vacía por las medidas contra el coronavirus. La industria del turismo se desplomó en 2020 y su recuperación puede demorar varios años. Foto: Francesco Spighi/Unicef

Una solitaria transeunte cruza junto a la turística Plaza del Duomo, en la ciudad italiana de Florencia, vacía por las medidas contra el coronavirus. La industria del turismo se desplomó en 2020 y su recuperación puede demorar varios años. Foto: Francesco Spighi/Unicef

MADRID, 29 ene 2021 (IPS) - Los destinos de todo el mundo recibieron el año pasado 1000 millones de llegadas internacionales menos que en 2019, una caída de 74 por ciento debida al desplome sin precedentes de la demanda y a las restricciones generalizadas de los viajes, indicó este viernes 29 un informe de la Organización Mundial de Turismo (OMT).

Se trató de “el peor año en la historia del turismo”, con pérdidas estimadas en 1,3 billones (millones de millones) en ingresos por exportaciones para los países receptores de viajeros, una cifra 11 veces superior a las pérdidas registradas durante la crisis económica global de 2009.

La crisis ha puesto en riesgo entre 100 y120 millones de empleos turísticos directos, muchos de ellos en pequeñas y medianas empresas y en países que tienen en la actividad turística el principal o uno de los principales motores de su economía.

En el Caribe, por ejemplo, la industria del turismo proporciona empleo directo a 413 000 trabajadores, lo que representa 18 por ciento del empleo total, pero si se considera el empleo indirecto e inducido, esa cifra puede elevarse a 43 por ciento.

En los 20 años previos a la pandemia covid-19, el turismo pasó de tener un valor global de 490 000 millones de dólares a 1,6 billones, según la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad).

Por cada millón de dólares perdido en ingresos por turismo internacional el ingreso nacional de un país puede caer hasta en tres millones, según la Unctad, debido al efecto multiplicador y distributivo del gasto turístico.

La región del mundo más afectada en 2020 fue Asia y el Pacífico, con una caída de -84 por ciento en llegadas internacionales, seguida de África y el Medio Oriente con -75 por ciento, y Europa, América del Norte y América Latina y el Caribe con una media de -70 por ciento.

Debido a la evolución constante de la pandemia, muchos países reintroducen restricciones más estrictas a los viajes, aunque la OMT espera que la llegada gradual de las vacunas ayude a restablecer la confianza de los consumidores y a flexibilizar las restricciones de viaje para que se recupere el sector.

El secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, dijo en su sede en esta capital que “se ha hecho mucho por lograr que los viajes internacionales sean seguros, pero somos conscientes de que la crisis está aún lejos de haber terminado”.

La OMT reconoce, agregó Pololikashvili, que la armonización, coordinación y digitalización de las medidas de reducción del riesgo de propagación de la covid en los viajes, entre ellas las pruebas, el rastreo y los certificados de vacunación, son imprescindibles para promover viajes seguros.

La más reciente encuesta entre el grupo de expertos de la OMT mostró perspectivas diversas para 2021, pues casi la mitad (45 por ciento) prevé un mejor panorama en que en 2020, mientras que 25 por ciento espera uno similar y 30 por ciento teme un empeoramiento de los resultados este año.

Las perspectivas generales de un repunte del sector en 2021 parecen empeorar, pues 50 por ciento de los encuestados este enero no cree que se produzca hasta 2022, cuando esa opinión apenas reunía a 21 por ciento de expertos el pasado octubre, y 71 por ciento esperaba una recuperación este mismo año.

¿Cuándo volverán los niveles de auge previos a la pandemia, movilizándose 1500 millones de turistas en el mundo? Quizás en 2023, pero no antes, según 43 por ciento de los encuestados, y en 2024 y aún después, según otro 41 por ciento.

Cuando sea que se reanude la actividad turística, los expertos de la OMT prevén un incremento de la demanda del turismo de naturaleza y aire libre –tras los prolongados confinamientos forzados por la covid, con un creciente interés por el turismo interno y las experiencias de “viajes lentos”.

A-E/HM

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal