HRW pide terminar ya el programa Permanecer en México
América del Norte, América Latina y el Caribe, Destacados, Migraciones y refugiados, Sociedad Civil, Últimas Noticias

HRW pide terminar ya el programa Permanecer en México

Solicitantes de asilo en Estados Unidos completan la arborización de un parque en la ciudad mexicana fronteriza de Matamoros. HRW pide que se agilicen sus casos y cese el programa que les obliga a permanecer en México. Foto: Jesús Centeno/Acnur

Solicitantes de asilo en Estados Unidos completan la arborización de un parque en la ciudad mexicana fronteriza de Matamoros. HRW pide que se agilicen sus casos y cese el programa que les obliga a permanecer en México. Foto: Jesús Centeno/Acnur

WASHINGTON, 6 ene 2021 (IPS) - El programa Permanecer en México somete a niños, niñas y adultos a daños graves y continuos, como el secuestro y la violación, y debería concluir rápida y definitivamente, dijo la oenegé Human Rights Watch (HRW) en un informe publicado este miércoles 6.

Ese programa del gobierno de Estados Unidos “ha expuesto innecesaria y previsiblemente a menores y adultos a un alto riesgo de violencia y otros daños”, dijo Michael García Bochenek, asesor jurídico de HRW y autor del informe.

“Reparar ese daño llevará tiempo, pero el gobierno de (el presidente estadounidense electo) Joe Biden debería comenzar inmediatamente a permitir que las personas en el programa regresen a Estados Unidos mientras sus casos de asilo estén pendientes”, sostuvo García Bochenek.

El programa, Protocolos de Protección de Migrantes (MPP en inglés), comenzó en 2019 y ha enviado a más de 69 000 solicitantes de asilo a varias de las ciudades más peligrosas de México, incluidos bebés y niños de todas las edades, algunos de ellos con discapacidades.

“El gobierno de Joe Biden debería comenzar inmediatamente a permitir que las personas en el programa regresen a Estados Unidos mientras sus casos de asilo estén pendientes”: Michael García Bochenek.

Niños y adultos entrevistados para el estudio de HRW y varias universidades estadounidenses dijeron haber sido agredidos sexualmente, secuestrados a cambio de un rescate, extorsionados, robados a punta de pistola y sometidos a otros delitos después de ser enviados a México en el marco del MPP.

En muchos casos, dijeron que estos ataques ocurrieron inmediatamente después de llegar a México para esperar las audiencias de los tribunales de inmigración estadounidenses sobre sus solicitudes de asilo, o cuando regresaban de las audiencias.

Testigos aseguraron que agentes de inmigración o policías mexicanos cometieron algunos de estos delitos.

Al enviar a decenas de miles de personas a ciudades fronterizas mexicanas, quienes  de otro modo habrían sido dispersadas por todo Estados Unidos, el MPP ha puesto a prueba la disponibilidad de viviendas, servicios de salud y apoyo, expuso HRW.

Los refugios para inmigrantes en Ciudad Juárez, Tijuana y otras ciudades fronterizas se llenaron rápidamente. Las condiciones son particularmente terribles en Matamoros, donde entre 1000 y 2600 personas o más han vivido en tiendas de campaña sin acceso adecuado a agua potable ni saneamiento.

Las personas entrevistadas describieron sus apuros diarios por mantener condiciones higiénicas para sí mismas y sus hijos, y se extendieron rápidamente enfermedades como la varicela y las infecciones respiratorias e intestinales.

La violencia y las dificultades en México afectan el bienestar mental. Tanto adultos como niños y niñas dijeron haber experimentado un aumento de la ansiedad, estrés o desesperación, cambios de humor, una sensación de estar siempre en estado de alerta, o cambios en su comportamiento.

HRW dijo que el gobierno de Biden “debería tomar medidas inmediatas para anular el programa de manera justa y ordenada”, con planes para que las personas en el programa se presenten en un cruce fronterizo y se les permita volver a entrar en Estados Unidos hasta que se resuelvan sus solicitudes de asilo.

La administración estadounidense también debería proteger el derecho de los solicitantes de asilo a una audiencia justa y oportuna, incluso mediante el establecimiento de un sistema judicial de inmigración independiente y con los recursos adecuados, y proporcionando representación legal a los solicitantes de asilo.

Durante su campaña, Biden, quien debe asumir el 20 de enero la presidencia, ofreció desmantelar el programa en los primeros 100 días de su gobierno.

A-E/HM

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal