IPS Agencia de Noticias » América Latina y el Caribe http://www.ipsnoticias.net Periodismo y comunicación para el cambio global Tue, 28 Mar 2017 15:24:11 +0000 es-ES hourly 1 http://wordpress.org/?v=4.1.16 Periodismo nicaragüense bajo asedio http://www.ipsnoticias.net/2017/03/periodismo-nicaraguense-bajo-asedio/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=periodismo-nicaraguense-bajo-asedio http://www.ipsnoticias.net/2017/03/periodismo-nicaraguense-bajo-asedio/#comments Tue, 28 Mar 2017 15:22:49 +0000 Jose Adan Silva http://www.ipsnoticias.net/?p=134330 Fachada de La Prensa, el más antiguo periódico de Nicaragua y el principal medio crítico con el gobierno de Daniel Ortega, lo que le ha supuesto consecuencias económicas negativas, al igual que a otros medios opositores. Crédito: José Adán Silva/IPS

Fachada de La Prensa, el más antiguo periódico de Nicaragua y el principal medio crítico con el gobierno de Daniel Ortega, lo que le ha supuesto consecuencias económicas negativas, al igual que a otros medios opositores. Crédito: José Adán Silva/IPS

Por José Adán Silva
MANAGUA, Mar 28 2017 (IPS)

Durante el 61 periodo de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), una silla vacía ante el relator de Libertad de Expresión, Edison Lanzas, resume las relaciones del gobierno de Nicaragua con el tema en el país: la ausencia.

En el foro de la CIDH, un órgano independiente  de la Organización de Estados Americanos (OEA), desarrollada entre el 15 y 22 de marzo, solo Cuba, Estados Unidos y Nicaragua estuvieron ausentes del debate en las sesiones de revisión y denuncia, que en el caso de este país se circunscribieron a la libertad de expresión.

Es la tercera vez que este país centroamericano rehúye su participación, lo que a juicio de expertos en libertad de expresión y periodismo refleja un “menosprecio” del gobierno  a las relaciones con los medios y los periodistas, desde que el presidente izquierdista Daniel Ortega retornó al poder en 2007, tras gobernar en los años 80.“Se puede medir desde la falta de acceso a información, cero entrevistas, cero publicidad estatal, control sobre la exoneraciones fiscales, o control de las instituciones sociales y laborales para ejercer presión administrativa a los dueños de medios (opositores privados)”: Adrián Uriarte.

El comunicólogo y decano de la facultad de ciencias sociales de la Universidad de Ciencias Comerciales, Adrián Uriarte, considera que “la libertad de expresión es un derecho humano primordial de los otros derechos y que va más allá del campo de los medios de comunicación”.

El académico ha creado un grupo de indicadores para determinar si en un país existe libertad de expresión, que detalló a IPS.

El primero “obedece al ejercicio de este derecho en los diversos espacios de socialización; hogar, comunidad, medios de comunicación, escuela, iglesia y ahora redes sociales”, mientras el segundo “está relacionado al ejercicio de este derecho en espacios públicos; manifestaciones, marchas, plantones”, señaló.

El tercero, dijo, se conecta con “la auditoría social, es decir, el derecho que tienen los ciudadanos de demandar rendición de cuentas al Estado y a los Poderes establecidos, incluyendo a los medios de comunicación”.

En tanto, el cuarto se refiere “al derecho de buscar y acceder a información pública; y el quinto indicador tiene que ver con el ejercicio de este derecho de manera escrita, radial o televisivo, que desde luego está vinculado directamente a la libertad de prensa”.

En este país “los primeros indicadores tienen buenas notas en materia de libertad de expresión, sobre todo porque en Nicaragua todavía no se regula el uso y manejo del Internet, y por eso, las redes sociales se han convertido en las nuevas plazas públicas privilegiadas donde los ciudadanos ejercen su derecho a la libertad de expresión”, observó Uriarte.

Pero, “sin embargo, los periodistas y los medios de comunicación, irónicamente son el grupo poblacional que menos ejerce la libertad de expresión en Nicaragua, es más, diría que es donde más autocensura se practica”, precisó el académico.

Para Uriarte,  el gobierno de Ortega y su esposa y desde enero vicepresidenta del país, Rosario Murillo, “tiene una visión sectaria de la libertad de prensa”.

“Existen políticas públicas con el objetivo de favorecer el desarrollo tecnológico, acceso a información e inversión publicitaria para los medios estatales y medios privados, pero que están vinculados según investigaciones periodísticas a la actual administración pública”, observó.

“Haciendo un balance podríamos decir que en Nicaragua el saldo rojo de la libertad de expresión está en el terreno de los medios de comunicación privados ajenos a la influencia del Estado”, dijo Uriarte.

“La forma más visible ha sido la negación de este derecho”, planteó.

Eso “se puede medir desde la falta de acceso a información, cero entrevistas, cero publicidad estatal, control sobre la exoneraciones fiscales, o control de las instituciones sociales y laborales para ejercer presión administrativa a los dueños de medios”, detalló.

Además, amplió, “se mide por cancelación de espacios privados en noticieros locales, retiro de equipos técnicos de radios locales, lo cual desde luego ha llevado al cierre de espacios de opinión privados por la falta de sostenibilidad económica de muchos periodistas”.

La experiencia de ser considerado “periodista opositor” la ha vivido en persona el periodista de medios escritos y radiales,  Juan Rodríguez.

“En 2007  era oficial de Comunicación y Prensa de la Secretaria Ejecutiva del Sistema Nacional para la Prevención y Atención a Desastre, llegó la administración sandinista y me cancelaron el contrato sin justificación legal alguna. Me corrrieron (despidieron) por sospechar que era de los medios de la derecha”, narró a IPS.

Desde entonces, Rodríguez ha sorteado una serie de bloqueos y falta de apoyo institucional para sostener programas de radio, al tiempo que denuncia acoso político por haber sido presidente de la independiente Asociación de Periodistas de Nicaragua.

Luis Galeano, periodista y director del programa local de radio y televisión Café con Voz, lo resume así: “el periodismo uno lo ejerce pensando en si mañana podrá salir al aire”. Su programa, transmitido por señal abierta de televisión y una red de radios comunitarias, no es considerado todavía “opositor”, pero Galeano teme que cualquier día el poder presione para sacarlo del aire.

“No sé si de pronto el gobierno se va hartar de lo que digo y hago en mi programa y va mandar a cerrarlo o si los empresarios van a pedir que cese mi programa o van a presionar a los pocos empresarios que apoyan a los medios para que deje de hacerlo,

la verdad es que es un temor constante si voy a seguir al aire”, dice.

La misma incertidumbre la ha conocido de viva voz de decenas de periodistas el abogado nicaragüense Juan Carlos Arce, defensor de derechos humanos del no gubernamental Centro Nicaragüense de Derechos Humanos.

La libertad de expresión, según determina la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se basa “en la libertad de buscar, recibir y difundir información”. “En el contexto actual ni los ciudadanos a título individual, ni los colectivos, ni periodistas independientes tienen garantizado su derecho a buscar y recibir información debido a una política secretista del Estado”, dijo a IPS.

De acuerdo al activista,  esa política establecida desde 2007 se basa en el control estricto de la información pública y se manifiesta en el silencio obligado de los funcionarios públicos.

Según Arce, el problema de la libertad de expresión se agrava con el control de los medios de comunicación por parte del gobierno. Eso, en su criterio, “va en detrimento de la obligación de los Estados de promover el pluralismo en los medios y su independencia”.

En este país de 6,2 millones de habitantes, en 2007 había solo un canal de televisión y una radio en manos del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), otra emisora estatal y dos más progobierno, así como algunos programas afines.

En 2017,  según Arce, más de 80 por ciento de las radios, canales de televisión, medios escritos y programas digitales, están bajo la el control del FSLN y son controlados por familiares, operadores políticos y periodistas afines, aunque públicamente se declaren en ocasiones independientes.

“Como defensor, el mayor problema es la falta de información de las instituciones y el temor que hay en mucha gente de expresarse por miedo a una represalia del gobierno”, expresó.

Para Arce, la ausencia del gobierno en los foros de debate continental sobre la libertad de expresión, se evidencia no solamente en las sillas vacías durante el 161 período de sesiones de la CIDH, sino en los incontables pronunciamientos de organizaciones internacionales sobre la violación a los derechos humanos y otros derechos universales.

Arce enumeró como ejemplos las críticas de la ONU en su Examen Periódico Universal a Nicaragua, en 2014,  y otros informes que desde 2008 han emitido el Departamento de Estados de los Estados Unidos, el Parlamento Europeo, la OEA, Human Watch Rights, Reporteros Sin Fronteras, Sociedad Interamericana de Prensa, Freedom House, Amnistía Internacional y otros.

Editado por Estrella Gutiérrez

 

]]>
http://www.ipsnoticias.net/2017/03/periodismo-nicaraguense-bajo-asedio/feed/ 0
Trinidad y Tobago fomenta el consumo del gas http://www.ipsnoticias.net/2017/03/trinidad-y-tobago-fomenta-el-consumo-del-gas/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=trinidad-y-tobago-fomenta-el-consumo-del-gas http://www.ipsnoticias.net/2017/03/trinidad-y-tobago-fomenta-el-consumo-del-gas/#comments Tue, 28 Mar 2017 14:02:23 +0000 Jewel Fraser http://www.ipsnoticias.net/?p=134327 Precios del combustible en una estación de servicio en Trinidad y Tobago. Crédito: Jewel Fraser / IPS

Precios del combustible en una estación de servicio en Trinidad y Tobago. Crédito: Jewel Fraser / IPS

Por Jewel Fraser
PUERTO ESPAÑA, Mar 28 2017 (IPS)

Trinidad y Tobago invirtió 74 millones de dólares en la primera fase de un proyecto de 295 millones de dólares para fomentar entre automovilistas el consumo de Gas Natural Comprimido (GNC), considerado un paso preliminar en la transición del país caribeño hacia el uso de formas más sostenibles de energía.

El uso del GNC sería un importante cambio de comportamiento de la población trinitaria, ya que la economía del país depende en gran medida de la exportación de grandes reservas de combustibles fósiles, que le generan uno de los mayores ingresos por habitante de la  Comunidad del Caribe y la ubican entre los diez principales emisores de dióxido de carbono por habitante en el mundo.La recesión económica hizo que los subsidios de los combustibles sean insostenibles, por lo que el gobierno los ha eliminado gradualmente.

El cambio al GNC “comienza un cierto comportamiento porque es el combustible más limpio que Trinidad y Tobago tiene a bajo costo”, aseguró Curtis Mohammed, presidente de NGC-CNG, una filial de la Compañía Nacional de Gas.

En 2013, el gobierno encargó a la Compañía Nacional de Gas promover la venta y el consumo de GNC, para lo cual se formó la empresa NGC-CNG en enero de 2014.

La filial ofrece incentivos a los propietarios de vehículos públicos y privados para que puedan adaptarlos al consumo de GNC, incluso miles de dólares en gas gratuito para autobuses escolares y taxis. El gobierno también otorgó importantes incentivos fiscales a los compradores de vehículos que consuman GNC.

Mohammed dijo que la Corporación de Servicios de Transporte Público, la empresa estatal de autobuses, tiene el plan de convertir a toda su flota de vehículos al GNC.

Asimismo, el ministro de Economía, Colm Imbert, anunció en su informe sobre el presupuesto 2016-2017 que la asociación que representa a los vehículos de servicio público de propiedad privada, conocidos como maxi taxis, se comprometió a introducir aproximadamente 1.200 unidades adaptadas al GNC en los próximos tres años.

Sin embargo, “aunque el GNC ofrece una opción más barata y limpia para el combustible del transporte se debe reconocer que es un combustible de transición y que… las fuentes de energía renovables son más sostenibles”, consideró Kishan Kumarsingh, del Ministerio de Planificación y Desarrollo.

“El objetivo de alcanzar una meta de 10 por ciento de energías renovables indica la intención del gobierno de alejarse gradualmente de los combustibles tradicionales hacia fuentes más sostenibles”, añadió en una entrevista por correo electrónico.

Varios factores en los últimos años aumentaron el interés de la ciudadanía por el consumo doméstico de GNC y, eventualmente, de las energías renovables.

El Estado otorga desde hace décadas generosos subsidios a los combustibles que hacen que la propiedad y conducción de un vehículo en el país sea asequible para gran parte de su población de poco más de 1,2 millones de habitantes.

Pero los ingresos fiscales descendieron 35 por ciento en los últimos años, de 8.400 millones de dólares en 2014 a 5.500 millones en 2016.

“Debido a la caída de los precios de petróleo y del gas, hemos perdido 20.000 millones de dólares en ingresos anuales desde 2014″, declaró el ministro Imbert.

La recesión económica hizo que los subsidios de los combustibles fueran insostenibles, por lo que el gobierno los ha eliminado gradualmente en su mayoría.

La adaptación al GNC es una alternativa más barata para los conductores, ya que el gas se vende a 15 centavos por litro, en comparación con los 46 centavos por litro de la gasolina súper, los 85 centavos por litro de la premium y los 25 centavos por litro del diésel. El gobierno aún subsidia el precio del diésel que utiliza el transporte público.

Otro factor es el compromiso que asumió Trinidad y Tobago a lo largo de los años con iniciativas para combatir el cambio climático. El país es signatario del histórico Acuerdo de París, alcanzado en la 21 Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático en diciembre de 2015.

“El país adoptó una Política Nacional de Cambio Climático y actualmente aplica una serie de proyectos dirigidos a abordar el cambio climático a nivel nacional, como la reducción de emisiones (de gases invernadero) y la evaluación de la vulnerabilidad climática”, explicó Kumarsingh.

“Trinidad y Tobago ha adoptado un enfoque proactivo y fue el primer país caribeño en someter sus Contribuciones Previstas Determinadas a Nivel Nacional a la Organización de las Naciones Unidas, así como de los primeros países en formular y adoptar una Política Nacional de Cambio Climático”, afirmó.

Entre sus planes el gobierno incluye “una tarifa de suministro para permitir que se genere energía renovable y se suministre a la red eléctrica nacional”, dijo. Sin embargo, “la actual estructura legislativa y política limita un amplio despliegue de energía renovable principalmente debido a una legislación muy antigua”, subrayó.

“Como primer paso, tiene que haber un entorno propicio desde una perspectiva política y legislativa. Una vez que ese marco… esté establecido se pueden explorar más a fondo las oportunidades de instalación de capacidad de generación a partir de fuentes de energía renovables y, por lo tanto, oportunidades de creación de empleo y generación de ingresos”, indicó Kumarsingh.

La Cámara de Energía, que representa a más de 400 empresas petroquímicas y de gas de Trinidad y Tobago, también ve oportunidades de apertura con la eliminación del subsidio al combustible.

“Habría oportunidades para los vehículos eléctricos también. La electricidad de Trinidad es muy barata… Debido a la reducción del precio de la energía renovable podríamos llegar a un punto en que… los vehículos eléctricos fueran más atractivos”, pronosticó Thackwray Driver, presidente de la Cámara de Energía.

Existe “mucho interés” en la eficiencia energética y la energía renovable entre los miembros de su asociación, aseguró.

Driver observó que la Cámara siempre defendió la eliminación de los subsidios, porque estos alentaron “el derroche de valiosos recursos que podrían venderse en los mercados internacionales. En otros países ves que la gente derrocha menos al consumir combustible”, sostuvo.

“Cuando los precios son más altos, compran autos que son más eficientes en combustible, tienden a tomar decisiones más eficientes en cuanto al consumo… La gente en Trinidad no se preocupa” por eso, se quejó.

Con respecto a las energías renovables, “creo que dada la estructura de la economía de Trinidad y Tobago, (el sector) seguirá siendo relativamente pequeño en la próxima década”, opinó Driver, aunque prevé una expansión de 10 a 15 por ciento en ese lapso.

Traducido por Álvaro Queiruga

]]>
http://www.ipsnoticias.net/2017/03/trinidad-y-tobago-fomenta-el-consumo-del-gas/feed/ 0
Exceso o falta de agua agobian a afectados por represa en Brasil http://www.ipsnoticias.net/2017/03/exceso-o-falta-de-agua-agobian-a-afectados-por-represa-en-brasil/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=exceso-o-falta-de-agua-agobian-a-afectados-por-represa-en-brasil http://www.ipsnoticias.net/2017/03/exceso-o-falta-de-agua-agobian-a-afectados-por-represa-en-brasil/#comments Tue, 28 Mar 2017 13:44:57 +0000 Mario Osava http://www.ipsnoticias.net/?p=134320 Un gallinero en la aldea de Miratu, inundada porque el río Xingu creció mucho más de lo anunciado por Norte Energía, la empresa constructora y concesionaria de la central hidroeléctrica de Belo Monte, con su principal embalse a unos 20 kilómetros río arriba de la comunidad juruna, en el norte amazónico de Brasil. Crédito: Mario Osava/IPS

Un gallinero en la aldea de Miratu, inundada porque el río Xingu creció mucho más de lo anunciado por Norte Energía, la empresa constructora y concesionaria de la central hidroeléctrica de Belo Monte, con su principal embalse a unos 20 kilómetros río arriba de la comunidad juruna, en el norte amazónico de Brasil. Crédito: Mario Osava/IPS

Por Mario Osava
ALTAMIRA, Brasil, Mar 28 2017 (IPS)

La aldea de Miratu, del pueblo indígena juruna, lloró dos veces la muerte de Jarliel: el 26 de octubre, cuando falleció en las aguas del Xingu y ahora por la inundación de su túmulo sagrado por una inesperada crecida del río de la Amazonia brasileña.

El llanto es también de indignación en contra de la empresa Norte Energía, concesionaria de la central hidroeléctrica de Belo Monte, cuya represa determina el caudal de la Volta Grande del Xingu, un territorio 100 kilómetros dividido entre tres municipios, en cuyas riberas se desperdigan cinco aldeas indígenas.

Jarliel Juruna era a sus 20 años un eximio pescador de peces ornamentales, que escasean desde la inauguración de la represa en noviembre de 2015. El buceo cada vez más profundo, para asegurar la fuente de ingresos de su gente, contribuyó al aún inexplicado accidente fatal, sostienen sus hermanos Jailson y Bel.

Además la empresa aseguró que las crecidas allí serian reducidas, ya que el caudal se dividió entre la Volta Grande y un canal construido para alimentar la planta generadora principal de Belo Monte, cerca del final de esa curva del río,

Los hitos indicando hasta donde llegaría el río fueron sobrepasados en este comienzo de 2017, ante fuertes lluvias en la cuenca y una reducida desviación de las aguas para aprovechamiento hidroeléctrico de la central que será la tercera mayor del mundo en capacidad, cuando esté completada en 2019.

La sorpresiva crecida también provocó pérdidas materiales. Embarcaciones y equipos fueron arrastrados por torrentes. “Mi siembra de mandioca (yuca) fue inundada, aunque en tierras arriba de los hitos”, denunció Aristeu Freitas da Silva, uno de los ribereños afectados, de Islha da Fazenda.

Pese a ese exceso hídrico, el caserío de 50 familias sufre la falta de agua potable.

“El río está sucio, tomamos agua de un pozo que nosotros excavamos. Los tres pozos perforados por Norte Energía no funcionan porque se dañó el motor de bombeo el agua, hace ocho meses”, denunció Miguel Carneiro de Sousa, un barquero contratado por la alcaldía para transportar alumnos desde allí a otra escuela cercana.

En la Islha solo se dictan clases hasta el cuarto de los nueve años de primaria,

Exceso o falta de agua agobian a afectados por represa en Brasil

Bel Juruna, una lideresa de la aldea Miratu, del pueblo juruna, en la Volta Grande del Xingu. Una joven de 25 años que impresiona por su fuerte discurso en defensa de los derechos indígenas , contra la central hidroeléctrica Belo Monte y los órganos estatales ineficientes, en este territorio de la Amazonia brasileña. Crédito: Mario Osava/IPS

Deiby Cardoso, vicealcalde de Senador José Porfirio, uno de los municipios de Volta Grande, reconoció que mantener el abastecimiento de agua es responsabilidad de la alcaldía y prometió reanudarla a fines de abril.

Lo hizo durante la Audiencia Pública promovida por el Ministerio Público Federal (fiscalía general) en la ciudad de Altamira el 21 de marzo, para tratar problemas de la Volta Grande, donde IPS estuvo presente, dentro de su recorrido de una semana por poblados ribereños y aldeas indígenas de ese territorio.

Adueñarse del agua del Xingu para fines energéticos, en desmedro de sus tradicionales usuarios, como indígenas y ribereños, le cuesta a Norte Energía una infinidad de obligaciones y denuncias, donde su rol se confunde a veces con el del Estado, entre los pobladores de su área de influencia, en el norteño estado de Pará.

La empresa debe cumplir un plan de compensaciones y mitigación de impactos sociales y ambientales, con metas “condicionantes”  y se acumulan quejas de incumplimiento.

Islha da Fazenda tenía razones para sus múltiples reclamos en la Audiencia. El puesto de salud está sucio y abandonado, el barco ambulancia tiene el motor roto y la electricidad de un generador propio solo está disponible de 6:00 a  10:00 de la noche.

El vicealcalde asumió los encargos, justificando atrasos por el poco tiempo del nuevo gobierno municipal, posesionado en enero.

Exceso o falta de agua agobian a afectados por represa en Brasil

Centro de Salud de Islha da Fazenda, desvencijado por fuera y sucio y deteriorado por dentro y con documentos esparcidos por fuera, en uno de los poblados en la ribera del río Xingu afectados por la construcción de la central hidroeléctrica de Belo Monte, en el estado de Pará, en la Amazonia brasileña. Crédito: Mario Osava/IPS

Pero teniendo la llave del Xingu, al abrir o cerrar vertederos y activar o no sus turbinas, Norte Energía dicta el nivel de las aguas río abajo, especialmente en la Volta Grande. En la Audiencia pareció claro que lo hacen sin considerar impactos humanos y ambientales.

“El agua baja y sube de repente, sin aviso”, se quejó Bel Juruna, una joven lideresa de 25 años con la que IPS compartió durante la visita a la aldea Miratu, que impresiona por su defensa de los derechos indígenas.

“Esas oscilaciones abruptas en la cantidad de agua liberada en la Volta Grande produce alteraciones en el nivel del río que confunden la fauna acuática, desorientada por la variación de cotas y de la disponibilidad de ambientes de alimentación y reproducción”, señaló el ecólogo Juarez Pezzuti, profesor de la Universidad Federal de Pará.

Son daños adicionales a los del caudal reducido, que será permanente cuando opere normalmente la central hidroeléctrica, acotó.

La población ribereña es informada diariamente, por teléfonos instalados por la empresa en muchas casas, sobre el volumen hídrico que entra a la Volta Grande. Pero el dato divulgado, de metros cúbicos por segundo, nada dice a los interesados.

“La información tiene que ser útil”, añadiendo la altura del río correspondiente al caudal en cada aldea, reclamaron los indígenas a las autoridades presentes en la Audiencia, fiscales, defensores públicos y dirigentes de los órganos ambientales e indigenistas.

Hay “una falla de comunicación” que Norte Energía debe corregir, se consensuó durante la Audiencia, donde no hubo representantes de la empresa.

Exceso o falta de agua agobian a afectados por represa en Brasil

Viviendas indígenas, prácticamente sumergidas por la inesperada crecida del río Xingu. Esas casas típicas del pueblo juruna, dan apoyo a la “canoada”, un evento turístico y político que los indígenas promueven cada septiembre, en el territorio de la Volta Grande, en el norteño y amazónico estado de Pará, en Brasil. Crédito: Mario Osava/IPS
https://c1.staticflickr.com/3/2814/33560872601_bcff742326_o.jpg

Seguridad de navegación es otro reclamo de los indígenas Juruna y Arara, que viven en la orilla de la Volta Grande, junto con pobladores ribereños. El represamiento del río agravó los “banzeiros” (turbulencias), que ya provocaron la muerte de un ribereño al comenzar este año.

Los indígenas requieren embarcaciones grandes, una para cada una de las cinco aldeas, para navegar en el embalse hasta Altamira, la capital del Medio Xingú, sin los riesgos que amenazan a sus pequeñas barcas.

Además piden equipos de apoyo en los tramos más accidentados de Vota Grande, de agosto a noviembre, cuando por el estiaje emergen peligrosas islitas de piedras que dificultan la navegabilidad.

La reducción de los caudales dificultó la navegación en la Volta Grande, tradicional vía de circulación de indígenas y ribereños, intensificando la necesidad del transporte terrestre.

Una carretera de acceso a las vías que conducen a Altamira es una reivindicación prioritaria de los Arara.

“Es una condicionante de la licencia de construcción de Belo Monte, hasta hoy incumplida. Esperamos esa carretera desde 2012”, protestó José Carlos Arara, líder de la aldea Guary-Duan.

Rechazó la entrega de la Base de Operaciones que construyó Norte Energía para que la Fundación Nacional del Indio, órgano indigenista estatal, pueda proteger el territorio indígena. “Sin acceso terrestre no aceptamos la base, porque estará incompleta”, sentenció Arara, apoyado por líderes de las otras aldeas.

Mejorar la protección territorial y la participación indígenas en los comités que acompañan los asuntos indígenas y de la Volta Grande en los programas de compensación y mitigación de los impactos de Belo Monte es otra reivindicación común, presentada en una carta a la Audiencia firmada por los Arara y Juruna.

La necesidad de protección fue enfatizada por Bebere Bemaral Xikrin, presidente de la asociación de los xikrin, de la Tierra Indígena Trincheira-Bacajá.

Desde mediados de 2016 el agua del río Bacajá quedó sucia y provocó mortandad de peces. El motivo es un “garimpo” (minería informal, superficial) en ríos formadores del Bacajá, en las afueras del territorio xikrin.

Todo podrá agravarse por la abertura de una carretera para incorporar máquinas a la actividad contaminadora, si el Plan de Protección, que debía estar listo en 2011 y que “aún no salió del papel, no se concreta pronto y plenamente”, advirtió Bebere Bemaral.

Los xikrin no viven directamente en Volta Grande, pero todo lo que ocurre en ese tramo del Xingu afecta el afluente Bacajá, de que depende ese pueblo, explicó.

Los ríos que eran la vida de los indígenas y ribereños se convirtieron en factor de riesgo con la implantación de un megaproyecto hidroeléctrico, a que puede sumarse el proyecto minero Belo Sun, también en los márgenes de Volta Grande.

Editado por Estrella Gutiérrez

]]>
http://www.ipsnoticias.net/2017/03/exceso-o-falta-de-agua-agobian-a-afectados-por-represa-en-brasil/feed/ 0
Democracia racial todavía es mito en América Latina http://www.ipsnoticias.net/2017/03/democracia-racial-todavia-es-mito-en-america-latina/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=democracia-racial-todavia-es-mito-en-america-latina http://www.ipsnoticias.net/2017/03/democracia-racial-todavia-es-mito-en-america-latina/#comments Mon, 27 Mar 2017 14:48:42 +0000 Fabiana Frayssinet http://www.ipsnoticias.net/?p=134310 Mural de empoderamiento del movimiento negro en un barrio pobre de Río de Janeiro, en Brasil, el país con más población de origen africano, fuera de la misma África. Crédito: Fabiana Frayssinet/IPS

Mural de empoderamiento del movimiento negro en un barrio pobre de Río de Janeiro, en Brasil, el país con más población de origen africano, fuera de la misma África. Crédito: Fabiana Frayssinet/IPS

Por Fabiana Frayssinet
RÍO DE JANEIRO, Mar 27 2017 (IPS)

En América Latina y el Caribe, unos 200 millones de personas se autoidentifican como descendientes de africanos, lo que representa más de un tercio de su  población. Sin embargo la “democracia racial” sigue siendo un mito. 

En países como Brasil, República Dominicana, Haití y otras islas del Caribe, la población afrodescendiente es mayoritaria. Según la Red de Mujeres Afrolatinoamericanas Afrocaribeñas y de la Diáspora, y si se suma la población indígena, asciende regionalmente a casi la mitad.

“Sin embargo existe un énfasis en hacernos parecer como minoría. No permitir acceso a condiciones de vida digna, solo se explica por el racismo que continúa siendo una ideología relevante”, destacó a IPS su coordinadora, la nicaragüense Dorotea Wilson. "Existe un énfasis en hacernos parecer como minoría. No permitir acceso a condiciones de vida digna, solo se explica por el racismo que continúa siendo una ideología relevante”: Dorotea Wilson.

Según la lideresa de la red que articula a las organizaciones regionales de mujeres afrodescendientes, “aún hay países donde siendo la mayoría, la población negra o indígena no es partícipe de la vida económica ni política”.

De hecho, en algunos países ni aparecen en  censos o estadísticas. “Cuando no se reconocen los problemas y necesidades de un sector de la población, no se diseñan políticas públicas para mejorar su situación”, señaló Wilson desde la sede de la red en Managua.

Según la Comisión Económica de América Latina y el Caribe (Cepal), la población afrodescendiente de la región representa 30 por ciento de su población total de 625 millones de personas, mientras en los países caribeños sube a 70 por ciento.

Pese a eso, es la que más sufre por la discriminación y violación de sus derechos. La pobreza los afecta en 92 por ciento y las desigualdades se acentúan en las mujeres negras.

“La ausencia de políticas públicas que favorezcan la situación de las mujeres afrodescendientes ayuda a que los problemas que se relacionan con la incidencia de la pobreza en los grupos étnicos se agudicen”, remarcó Wilson, una de las luchadoras por los derechos de los afrodescendientes y de las mujeres más reconocidas de la región.

Problemas como la inseguridad sobre sus tierras; la deficiencia de servicios básicos de salud, educación, agua potable, alcantarillado, electricidad y caminos; la elevada tasa de enfermedades contagiosas e infecciosas; el escaso apoyo para programas de empleo productivo y la defensa de su patrimonio cultural, especificó.

Desde el 21 de marzo, Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, y hasta el martes 27, en el mundo se celebra la semana de solidaridad con los pueblos que luchan contra el racismo y la discriminación racial.

Democracia racial todavía es mito en América Latina

La nicaragüense Dorotea Wilson, coordinadora general de la Red de Mujeres Afrolatinoamericanas, Afrocaribeñas y de la Diáspora. Crédito: Cortesía de la Red.

“Las Naciones Unidas, producto del debate y la presión de los movimientos afrodescendientes del mundo, aprobó la Declaración y el Programa de Acción de Durban, reconociendo así la situación de los afrodescendientes, la historia de la esclavitud, y contribuyó a que los Estados empiecen a identificar la situación y diseñar políticas públicas”, recordó Wilson.

Sin embargo “falta muchísimo por hacer”, dijo. “Es fundamental” que los Estados incluyan en los censos la variable étnico racial y de género, y en función de eso y otros aspectos diseñar e implementar políticas públicas contra la pobreza, y que la población afrodescendiente sea parte de la ciudadanía de nuestros países y del continente”, exhortó.

“La democracia racial fue denunciada como mito y transformada en los años 80 como principal blanco de los ataques del movimiento negro, como una ideología racista”, explicó a IPS la abogada y activista de derechos humanos Anhamona de Brito,  de Brasil, el país del mundo con la mayor población de origen africano fuera de Africa.

Sin embargo “falta muchísimo por hacer”, dijo. “Es fundamental” que los Estados incluyan en los censos la variable étnico racial y de género, y en función de eso y otros aspectos diseñar e implementar políticas públicas contra la pobreza, y que la población afrodescendiente sea parte de la ciudadanía de nuestros países y del continente”, exhortó.

“La democracia racial fue denunciada como mito y transformada en los años 80 como principal blanco de los ataques del movimiento negro, como una ideología racista”, explicó a IPS la abogada y activista de derechos humanos Anhamona de Brito,  de Brasil, el país del mundo con la mayor población de origen africano fuera de Africa.

Brito fue también superintendente de Derechos Humanos del estado de Bahia, y secretaria de Políticas afirmativas del gobierno federal, entre otros cargos.

“La perspectiva de la democracia racial sirvió para inculcar una falacia en el imaginario colectivo: el de que en Brasil los blancos tenían una débil o casi ninguna conciencia de raza, donde el mestizaje era desde el período colonial, diseminado y moralmente consentido, donde los mestizos – mientras estuvieran educados- serían regularmente incorporados a las elites”, afirmó De Brito.

Democracia racial todavía es mito en América Latina

La brasileña Midiã Santana, con su reconquistado pelo afro, como una reafirmación de su identidad de mujer negra. La periodista ha creado el sitio Lista Negra, dedicado a promover a jóvenes emprendedores afrodescendientes en su estado, Bahia, donde 80 por ciento de la población tiene origen africano. Crédito: Cortesía de Midiã Santana

En consecuencia, “donde el prejuicio racial nunca fuese suficientemente fuerte como para crear ‘una línea de color’”, añadió. 

“Sabemos hoy que esa mezcla entre jóvenes blancos, negros e indígenas se dio a través de violaciones de mujeres negras e indígenas de parte de los colonizadores”, acotó a IPS la periodista y escritora Rosiane Rodrigues, investigadora del brasileño Instituto de Estudios Comparados en Administración Institucional.

“Por lo tanto podemos pensar que el ‘emblanquecimiento’ y mestizaje del brasileño se da en primera instancia a partir de violaciones. Es necesario que recordemos eso. Descender de un estupro no es un dolor fácil para nadie”, agregó.

Según Rodrigues, el mito de la democracia racial fue fundamental para enmascarar las relaciones de desigualdad, discriminación y exterminio de negros e indígenas, presuponiendo que ese mestizaje se dio “espontáneamente en condiciones de igualdad”.

En 2016,  una comisión parlamentaria de investigación concluyó que cerca de 30.000  jóvenes de entre 15 y 29 años son asesinados anualmente en Brasil, 77 por ciento de ellos negros, lo que equivale a un joven afrodescendiente muerto cada 23 minutos.

“Brasil es un país de proporciones continentales y hablar de una única forma de racismo es peligroso”, destacó Rodrigues.

“El genocidio que Brasil ha promovido contra jóvenes negros es la punta del iceberg de sus relaciones raciales. Por cierto el más cruel”, aclaró. 

Pero la discriminación se expresa también formas más sutiles como contó Midiã Santana, periodista, con maestría en Cultura y Sociedad por la Universidad Federal de Bahia, y creadora del sitio Lista Negra, que busca divulgar el trabajo de emprendedores negros de su estado, Bahia, con casi 80 por ciento de  población negra.

“Yo tenía el pelo ondulado y abundante y en la adolescencia lo sometí a una técnica que se llama alisamiento definitivo. Sabía que tenía un cabello bonito pero quería ser parte de un grupo que la sociedad considera como el más aceptado”, dijo a IPS.

Hace tres años Santana decidió experimentar la llamada transición capilar, una técnica que en tres años revierte el alisado químico, y que en Brasil y otros países de América Latina  refleja una nueva conciencia y resistencia afro.

“A partir de mi proceso de transición capilar conseguí reconocerme como la mujer negra que soy. Comencé a identificarme más conmigo misma y como bonita, a partir de que mi cabello volvió a ser lo que era”, relató Santana.

“Esto me hizo entender que el racismo en Brasil también está en la estética y que el empoderamiento negro también se da a través de la belleza. Entendí que mi cabello también era una cuestión de afirmación y representatividad”, subrayó.

En Brasil se ha avanzado en el combate al racismo con medidas como su reconocimiento como un problema, la implementación de cuotas raciales, y la inclusión de contenidos  sobre la historia de África y de los pueblos indígenas en los currículos escolares.

No obstante para Rodrigues aunque muy importantes para enfrentar el racismo, “fueron muy tímidas”, después de 380 años de esclavitud.

Brito destacó también que las políticas para reducir la pobreza extrema y aumentar el empleo contribuyeron indirectamente a mejorar la situación de los negros.

Algo para la abogada inclusive más efectivo desde el punto de vista de la justicia social, que la base legal creada para penalizar prácticas racistas en Brasil porque todavía hay mucha resistencia de las instituciones para implementarlas de manera certera.

Pero Rodrigues lamentó que el gobierno conservador de Michel Temer “está terminando o inviabilizando varias de esas iniciativas y haciendo retroceder el avance conquistado en las últimas décadas por relaciones raciales más justas”.

Editado por Estrella Gutiérrez

]]>
http://www.ipsnoticias.net/2017/03/democracia-racial-todavia-es-mito-en-america-latina/feed/ 0
La alimentación escolar transforma su receta en América Latina http://www.ipsnoticias.net/2017/03/la-alimentacion-escolar-transforma-su-receta-en-america-latina/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=la-alimentacion-escolar-transforma-su-receta-en-america-latina http://www.ipsnoticias.net/2017/03/la-alimentacion-escolar-transforma-su-receta-en-america-latina/#comments Thu, 23 Mar 2017 13:12:16 +0000 Diego Arguedas Ortiz http://www.ipsnoticias.net/?p=134294 Tito Díaz, coordinador subregional de la FAO en Mesoamérica, durante su exposición en uno de los paneles del encuentro “La Alimentación Escolar como estrategia para el alcance de los Objetivos de Desarrollo, que se celebró en San José de Costa Rica del 20 al 22 de marzo. Crédito: Diego Arguedas Ortiz/ IPS

Tito Díaz, coordinador subregional de la FAO en Mesoamérica, durante su exposición en uno de los paneles del encuentro “La Alimentación Escolar como estrategia para el alcance de los Objetivos de Desarrollo, que se celebró en San José de Costa Rica del 20 al 22 de marzo. Crédito: Diego Arguedas Ortiz/ IPS

Por Diego Arguedas Ortiz
SAN JOSÉ, Mar 23 2017 (IPS)

Sunita Daniel recuerda claramente cómo eran los programas de alimentación escolar en su natal Santa Lucía hasta hace un par de años: menús con comidas procesadas, productos importados y poca integración con las comunidades cercanas.

Todo esto cambió después de que la santalucense visitó Brasil, en 2014, y conoció el sistema brasileño que prioriza una atención continua, dietas balanceadas e integración con la agricultura familiar de cada localidad.

“Cuando regresé, le dije a mi gobierno: este es un buen ejemplo de algo que podemos hacer nosotros”, dijo Daniel, quien entonces era  jefa de planificación del Ministerio de Agricultura de su país.

Ahora, el pequeño Estado insular del Caribe prioriza las compras a productores locales, especialmente aquellos dedicados a la agricultura familiar, y trabaja en mejorar las dietas que reciben los escolares en los diferentes centros.

El caso de Santa Lucía no es único. Una nueva generación de programas de alimentación escolar que combinan nutrición saludable, compras públicas a agricultura familiar e integración social está transformando comedores y comunidades por la región de América Latina y el Caribe.

Estos proyectos toman como referencia la experiencia del Programa Nacional de Alimentación Escolar de Brasil, un amplio programa estatal que maduró por años y ahora se ubica en el corazón de un proyecto regional, impulsado por el gobierno brasileño.

Actualmente, el proyecto regional busca fortalecer la alimentación escolar en 13 países latinoamericanos y caribeños, mediante la cooperación triangular Sur-Sur que recibe el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Delegados de los países participantes en la iniciativa, de la FAO y del gobierno brasileño se dieron cita en la capital costarricense entre el lunes  20 y el miércoles  22  para participar en el encuentro “La Alimentación Escolar como estrategia para el alcance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, los ODS, y compartir sus experiencias.

“Este tipo de talleres fortalecen a todos. Al propio programa de Brasil, fortalece a los países y a los gobiernos. De verdad, funciona como una retroalimentación para inspirar el cambio”, explicó Najla Veloso, coordinadora regional del Proyecto de Fortalecimiento de los Programas de Alimentación Escolar en América Latina y el Caribe.

El sistema brasileño centra su atención en garantizar la cobertura de la alimentación escolar de manera continua y con alimentos de calidad. Los menús utilizan alimentos producidos por agricultores locales y huertas escolares en los propios centros educativos.

“(En Brasil), estamos hablando de ofrecer comida saludable y de manera continua todos los días del ciclo lectivo, alineado con educación alimentaria y nutricional y compras a agricultores familiares”, detalló Veloso a IPS durante el encuentro.

En un país de 208 millones de habitantes, más de 41 millones de estudiantes brasileños reciben una o más comidas en comedores de centros educativos, explicó Veloso, mediante una coordinación del gobierno federal, las autoridades de cada Estado y los representantes municipales.

“En ningún país del mundo se tiene esto”, aseguró la especialista brasileña.

La alimentación escolar transforma su receta en América Latina

Alumnas de una escuela en una aldea indígena del occidente de Honduras, en el huerto pedagógico donde cultivan y aprenden a la vez sobre la importancia de la alimentación nutritiva y saludable. Honduras tiene desde 2016 una ley que regula un programa de alimentación de nueva generación, donde la nutrición saludable, agricultura familiar de cada localidad y los huertos escolares se dan la mano. Crédito: Thelma Mejía/IPS

Con este caso de éxito como referencia, el proyecto de cooperación técnica regional comenzó en 2009 con cinco países, llegó a trabajar con 17 y ahora se mantiene el respaldo a 13 programas de nueva generación, en una iniciativa que está planificado que concluya este año.

Según dijo Veloso, más de 68 millones de escolares de la región, además de los brasileños,  se han beneficiado con los innovados comedores, pero además ha potenciado la articulación con comunidades y agricultores locales.

En la actualidad, el proyecto está presente en Belice, Costa Rica, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, Paraguay, Perú, República Dominicana, Santa Lucía, y San Vicente y las Granadinas.

El proyecto ha rendido diferentes frutos, ha seguido procesos diferentes en cada país y asume diferentes formatos, según las experiencias intercambiadas en San José.

En el caso de Santa Lucía, por ejemplo, las autoridades se aliaron con el sector privado para recaudar fondos y lograron así proveer comida a entre 8.000 y 9.000 escolares de entre 5 y 12 años, dijo Daniel.

En Honduras catalizó un trabajo desde las bases que permitió una articulación orgánica desde los municipios y las escuelas, compartió durante el encuentro Joselino Pacheco, coordinador del programa de Merienda Escolar.

“Nosotros no teníamos una ley de alimentación escolar hasta el año pasado, pero eso no nos detuvo porque nuestro trabajo viene desde la base”, explicó el delegado hondureño.

La ley, promulgada en septiembre de 2016, construyó sobre lo que venía trabajando un programa estatal fundado en 1998, y se respalda en organizaciones sociales que apoyan el proceso y que en parte son respaldadas por el proyecto regional, dijo Pacheco a IPS.

Junto a Honduras, también Bolivia, Brasil y Paraguay cuentan en la región con una ley específica para regular la alimentación escolar.

En el caso del anfitrión Costa Rica, el país ya tenía un programa de alimentación escolar extendido y que brindaba atención continua, por lo que las autoridades decidieron enfocarse  en expandir sus capacidades incluyendo los elementos innovadores a favor de la seguridad alimentaria de la nueva generación de iniciativas.

“Desde el año 2015 se ha desarrollado un programa de apertura de comedores durante el receso de mitad de período y al inicio y final del curso lectivo”, explicó la primera dama costarricense, Mercedes Peñas, una reconocida experta en el tema de desarrollo municipal.

En ese primer año se hizo un plan piloto en 121 comedores ubicados en los 75 distritos más vulnerables y para el 2016, el país amplió la cantidad de comedores y sirvió unos 200.000 platos en los primeros 40 días del curso escolar.

Estas son inversiones que ven frutos en el corto plazo, con una mejor alimentación de los niños, pero también tienen un impacto en la salud pública por décadas, dijo Ricardo Rapallo, coordinador técnico del programa Mesoamérica sin Hambre.

“Todo lo que no trabajemos sobre buenos hábitos alimentarios desde niños, es más complicados cambiarlos después”, apuntó Rapallo.

Lo que pase en los comedores escolares es fundamental para lograr un desarrollo económico, social y ambiental en América Latina, coincidieron los expositores, quienes ven este eje como un vehículo fundamental para alcanzar varios de los 17 ODS, que deben cumplirse para 2030.

“La experiencia de un programa de alimentación escolar, aunado a un programa de compras públicas a agricultura familiar, hace posible la agenda al  2030”, dijo Tito Díaz, coordinador subregional para Mesoamérica de la FAO, durante uno de los paneles del encuentro de tres días.

Un caso icónico emergió del testimonio de Daniel. En Belle Vue, una localidad al suroeste de Santa Lucía, el comedor escolar inspiró a las mujeres de la comunidad y ellas empezaron su propio huerto.

“Ellas llegaron al comedor escolar y dijeron que querían producir. Muchos de ellas tienen niños en las escuelas”, apuntó Daniel, quien ahora ejerce como directora del programa de alimentación escolar en Santa Lucía y como enlace en la materia entre la FAO y la Organización de Estados del Caribe Oriental.

La escuela instaló una guardería para atender a los hijos de las madres que aún no estaban en edad escolar y así ellas pudieron dedicarse al huerto. Gracias a ello, unas 30 madres reciben ahora un ingreso fijo.

Veloso explicó que si bien el proyecto de fortalecimiento cierra este año, están analizando qué necesidades y oportunidades existen para valorar si lanzan una segunda etapa.

Editado por Estrella Gutiérrez

]]>
http://www.ipsnoticias.net/2017/03/la-alimentacion-escolar-transforma-su-receta-en-america-latina/feed/ 1
El sol comienza a brillar en la electricidad de Cuba http://www.ipsnoticias.net/2017/03/el-sol-comienza-a-brillar-en-la-electricidad-de-cuba/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=el-sol-comienza-a-brillar-en-la-electricidad-de-cuba http://www.ipsnoticias.net/2017/03/el-sol-comienza-a-brillar-en-la-electricidad-de-cuba/#comments Thu, 23 Mar 2017 11:56:11 +0000 Ivet Gonzalez http://www.ipsnoticias.net/?p=134288 Un operario supervisa en bicicleta las 5,5 hectáreas cubiertas por los conversores de electricidad en el Parque Solar Fotovoltaico Santa Teresa, en la periferia sur de Guantánamo, en el oriente de Cuba. Se aspira a que la instalación cuente con 34 hectáreas de paneles. Crédito: Jorge Luis Baños/IPS

Un operario supervisa en bicicleta las 5,5 hectáreas cubiertas por los conversores de electricidad en el Parque Solar Fotovoltaico Santa Teresa, en la periferia sur de Guantánamo, en el oriente de Cuba. Se aspira a que la instalación cuente con 34 hectáreas de paneles. Crédito: Jorge Luis Baños/IPS

Por Ivet González
GUANTÁNAMO, Cuba, Mar 23 2017 (IPS)

Un camino polvoriento conduce al Parque Solar Fotovoltaico Santa Teresa, en la periferia del sur de la ciudad de Guantánamo, en el oriente cubano. Ahí 20.400 paneles absorben los rayos del inclemente sol vespertino en un descampado donde aún quedan hectáreas por aprovechar. 

Sobre una bicicleta, un operario recorre las 5,5 hectáreas cubiertas por los conversores de electricidad, que funcionan en silencio a diferencia de las ruidosas y humeantes plantas termoeléctricas tradicionales. Se aspira a cubrir con paneles 34 hectáreas en las adyacencias del barrio suburbano de Los Güiros.

“La experiencias es muy positiva pero todavía hay resistencia a estas tecnologías nuevas. No todos los decisores están completamente convencidos de que esta tecnología puede reemplazar muchas cosas”, dijo a IPS el ingeniero eléctrico Ismael Matos, que se especializó en el mantenimiento de centrales fotovoltaicas dentro de la empresa estatal Hidroenergia.

“Aunque hemos visto progresos recientes en el convencimiento sobre la importancia para Cuba de las energías renovables”, valoró el experto, en referencia a los acelerados planes nacionales para que en 2030 la generación de electricidad provenga en 24 por ciento de la biomasa, los vientos y las radiaciones solares.

La provincia de Guantánamo resguarda una fuerte experiencia en la materia, personal calificado y evidencias de sus beneficios por ser la provincia cubana que, por diversas causas, más explota las energías renovables sobre todo biomasa como bagazo de caña en los centrales azucareros y leña para cocinar, fotovoltaica e hidráulica.

Mientras las fuentes renovables cubren 22,4 por ciento de la energía primaria en Cuba, estas representan 43 por ciento de la energía consumida en esta provincia de 514.909 habitantes y amplias zonas intrincadas, montañosas y una franja semiárida en la costa sur.

Incluso la provincia de Guantánamo aporta alrededor de 10 megavatios/hora (MW/h) de energía limpia  al Sistema Electroenergético Nacional (SEN), la red nacional de generación y distribución que se compone básicamente de nueve plantas térmicas y 1.412 grupos electrógenos a diésel y fueloil.

Actualmente, la participación de las fuentes renovables de energía en la producción de electricidad constituye 4,5 por ciento, a partir de pequeñas instalaciones como los 22 parques solares en explotación y los productores de energía eléctrica para su propio consumo como centrales azucareros y fábricas de níquel.

Del total aportado por Guantánamo, el parque fotovoltaico de Santa Teresa produce 5,1 MW/h y el resto lo generan cuatro plantas hidroeléctricas de pequeño porte, detalló Matos, quien señala como gran reto de este país insular caribeño el conectar al SEN más generadores con fuentes renovables en busca de la sostenibilidad y soberanía energética.

El sol comienza a brillar en la electricidad de Cuba

La energía fotovoltaica llega por los tendidos eléctricos a las pequeñas comunidades rurales de la provincia de Guantánamo, siguiendo los caminos de tierra que comunican a sus pobladores en el oriente de Cuba. Crédito: Jorge Luis Baños/IPS

Cuba produce 94 por ciento de su electricidad a partir de combustibles fósiles, la mitad de ese total generado con el pesado petróleo extraído internamente. El sector energético del país depende del suministro de crudo a precios preferenciales de Venezuela, que lo recortó desde 2016 por sus crisis económica interna.

Las energías renovables parece que en 2017 comenzarán a ser una parte importante del SEN cuando se sincronicen y terminen 33 nuevos parques fotovoltaicos, con una potencia global de 59 megavatios.

Tips del plan nacional
Hasta 2030, la cartera de energía proyecta instalar paulatinamente 2.100 MW de potencia a partir de fuentes renovables, en un país con un nivel de electrificación de 99,2 por ciento.
Con fondos cubanos, se prevén producir 755 MW en centrales bioeléctricas de biomasa cañera, 700 MW en 191 parques solares fotovoltaicos y 633 MW en parques eólicos. Los 350 MW restantes provendrán de inversiones extranjeras.
Un rol protagónico cumple en esta meta la estatal empresa Hidroenergía, cuya actividad en la actualidad va más allá de la explotación de la energía hidráulica. Hoy vive un proceso de reordenamiento y modificación de su encargo social para ser una empresa de energía renovable integral.

Esta nueva infraestructura ecológica de electricidad equivaldría a la mitad de una planta de generación convencional con hidrocarburos, y aprovecharía las grandes potencialidades de la isla, que recibe al año un promedio de radiación solar superior a los 1.800 kilovatios por metro cuadrado.

Guantánamo figura entre las provincias cubanas con más condiciones para explotar la energía fotovoltaica. De ahí que ostente uno de los parques solares más grandes, el de Santa Teresa, y se construyan otros dos en las comunidades de La Yaya y Maisí.

La electricidad que obtiene Santa Teresa durante el día abastece a un promedio de 5.000 viviendas, por lo general a las más cercanas al parque solar.

El complejo fue el segundo de su tipo en sincronizarse al SEN y hoy es el de mayor potencia instalada por la estatal Empresa de Hidroenergía, que concentra la producción de eletricidad a partir de fuentes renovables. Desde 2014 y hasta hoy, evitó la emisión de 290 toneladas de dióxido de carbono por la quema de 3.000 toneladas de petróleo.

Financiado por el Estado, el parque combina tecnología china y alemana. Los paneles, de factura china y ensamblados en Cuba, descansan sobre mesas rígidas, sin el mecanismo para plegarlas y bajarlas ante la amenaza de un huracán.

Protegida con un casco y con gotas de sudor sobre el rostro, la técnica Migdalia Faer vela por la seguridad del extenso parque, susceptible a actos vandálicos por las noches y riesgos propios de la actividad. “Aquí se genera corriente de 13.000 voltios y te puedes electrocutar si no sigues el protocolo”, abundó.

El sol comienza a brillar en la electricidad de Cuba

Igori Suárez (izquierda) y Migdalia Faer, al fondo, junto a una de las filas de paneles del Parque Solar Fotovoltaico Santa Teresa, en el barrio de Los Güiros, en la periferia sur de la ciudad de Guantánamo, capital de la provincia del mismo nombre, en el oriente de Cuba. Jorge Luis Baños/IPS

Faer es la única mujer del equipo integrado además por 18 empleados que desempeñan funciones múltiples como velar por el buen funcionamiento de la conversión de energía solar en energía eléctrica, custodiar toda el área en las noches y desbrozar los terrenos.

Vecina de la zona sur de la ciudad como el resto de los trabajadores, Faer estimó que “todavía la población no está bien concientizada del valor de esta obra”, incluso los propios residentes en la zona sur de la capital provincial, “los que más se sustentan de este proyecto y sienten la mejoría en la estabilidad del voltaje y ausencia de apagones”.

Especialistas señalan que la causa de estos problemas radica en la ausencia de una ley de fomento de las energías renovables en Cuba.

es lo que más está frenando el desarrollo de la energía renovable en Cuba”, afirmó Ángel Almarales, director general del Centro de Aplicaciones Tecnológicas para el Desarrollo Sostenible (Catedes), una institución estatal afincada en Guantánamo con un área científica y otra de servicios técnicos y producción.

“Al no existir una ley, la gente no hace nada por usarlas porque no ve que eso tiene una remuneración aunque conozcan los impactos ambientales positivos”, profundizó. “La propuesta legal está hecha a nivel de país, pero no se acaba de soltar”, informó el investigador.

Por ejemplo, una persona natural en la isla carece de vías para comprar paneles solares, colocarlos en sus techos y sincronizar su producción de energía con el servicio eléctrico estatal. El monopolio estatal Unión Eléctrica de Cuba no contempla ese engranaje ni cuánto debe pagarle a esa persona por la energía entregada.

Las tiendas minoristas solo venden calentadores solares de agua, mientras otras entidades como la no gubernamental Cubasolar y Catedes llevan como obras sociales electrificaciones limpias a comunidades aisladas y no integradas en el SEN.

Editado por Estrella Gutiérrez

]]>
http://www.ipsnoticias.net/2017/03/el-sol-comienza-a-brillar-en-la-electricidad-de-cuba/feed/ 0
El agro argentino busca la mejor cosecha de su historia http://www.ipsnoticias.net/2017/03/el-agro-argentino-busca-la-mejor-cosecha-de-su-historia/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=el-agro-argentino-busca-la-mejor-cosecha-de-su-historia http://www.ipsnoticias.net/2017/03/el-agro-argentino-busca-la-mejor-cosecha-de-su-historia/#comments Wed, 22 Mar 2017 17:59:28 +0000 Daniel Gutman http://www.ipsnoticias.net/?p=134283 Durante la feria agrícola Expoagro, en el mes de marzo en San Nicolás, a 225 kilómetros de Buenos Aires, bancos públicos y privados concedieron créditos para maquinaria agrícola por más de 80 millones de dólares, el doble del año anterior, en un reflejo del aumento delas inversiones en el sector. Crédito: Expoagro

Durante la feria agrícola Expoagro, en el mes de marzo en San Nicolás, a 225 kilómetros de Buenos Aires, bancos públicos y privados concedieron créditos para maquinaria agrícola por más de 80 millones de dólares, el doble del año anterior, en un reflejo del aumento delas inversiones en el sector. Crédito: Expoagro

Por Daniel Gutman
BUENOS AIRES, Mar 22 2017 (IPS)

Mientras la mayoría de los sectores todavía no logra despegar de varios años de estancamiento, en la economía argentina brilla la actividad agrícola, que según el presidente Mauricio Macri se encamina a tener este año la mayor cosecha de granos de la historia: 130 millones de toneladas.

La mayor parte de los analistas independientes estiman que no serán tan altos como dice el gobierno los números finales, pero sí existe consenso en que las medidas oficiales tomadas durante los 15 meses del actual gobierno fueron tan beneficiosas para los productores que compensaron ampliamente los contratiempos climáticos, que generaron inundaciones en algunas zonas y sequías en otras.

Esas cifras definitivas se conocerán a mediados de año, cuando se hayan levantado las cosechas de soja, trigo y maíz, los tres principales cultivos de este país sudamericano.“Estamos contentos con el cambio de las reglas de juego, que permiten que los argentinos aprovechemos mejor el clima y el suelo que tenemos. Las regulaciones en el comercio y los altos impuestos habían hecho que los productores cayéramos a regañadientes en la soja, que era lo único rentable”: Pedro Vigneau.

“Los argentinos que trabajan en el campo tienen potencial para ganar lugar en los supermercados del mundo”, dijo Macri el 1 de marzo, en la apertura de las sesiones ordinarias del legislativo Congreso de la Nación.

“La venta de tractores aumentó 25 por ciento en 2016, de cosechadoras, un 54 por ciento, y la de sembradoras 80 por ciento, y estamos teniendo la cosecha histórica más alta de la historia de trigo y una cosecha récord total de 130 millones de toneladas” durante este año,  afirmó entonces.

En su primera semana como presidente, en diciembre de 2015, el centroderechista Macri tomó trascendentes medidas de política económica favorables a los productores agrícolas: eliminó los impuestos a las exportaciones de maíz y trigo, de 20 por ciento y de 23 por ciento, respectivamente, y disminuyó de 35 a 30 por ciento los de la soja.

El maíz y el trigo fueron tradicionalmente los principales cultivos de la Argentina, pero en este siglo se han visto desplazados por la soja, proceso que se desencadenó a partir de 1996, cuando el gobierno del neoliberal Carlos Menem (1989-1999) autorizó la comercialización de las semillas de soja transgénicas, resistentes el herbicida glifosato, que la transnacional estadounidense de biotecnología Monsanto vende como RR-Ready.

Duraante los últimos años, la soja transgénica, gracias a su extraordinaria rentabilidad, no dejó de avanzar y hoy ocupa más de la mitad de la superficie sembrada.

En la última campaña agrícola su área descendió levemente (de 20,2 millones de hectáreas a 19,2) por la eliminación de impuestos a la exportación de maíz y trigo, cuyas superficies crecieron de 4,9 a 5,8 millones de hectáreas y de 3,9 a 4,6, respectivamente, de acuerdo a los números de la Bolsa de Comercio de Rosario, que controla el mercado interno de granos.

La discusión de fondo parece ser cuál es y cuál será el impacto de esta auspiciosa realidad agrícola sobre una economía que tuvo en 2016 un año muy malo, con una caída de 2,3 por ciento, según el instituto oficial de estadísticas, y que en 2017 da muy escasos síntomas de recuperación.

En este país de 2,8 millones de kilómetros cuadrados y tierras muy fértiles, en que viven 43 millones de personas, el sector agropecuario es uno de los puntales de su economía, a la que aporta en torno a 13 por ciento del producto interno bruto, más de la mitad de sus exportaciones y un tercio de su empleo directo e indirecto.

Gustavo López, analista de la consultora Agritrend, dijo a IPS que “yo no tengo dudas que habrá un efecto positivo. Esta cosecha conducirá a una exportación agrícola record, que incluyendo granos y productos industrializados alcanzará los 95 millones de toneladas y generará ingresos por 30.000 millones de dólares”

Según sus previsiones, “las exportaciones agrícolas serán este año entre 35 y  40 por ciento de las exportaciones argentinas totales y significarán ingresos para el Estado de no menos de 5.000 millones de dólares por derechos de exportación”.

López aseguró que “30 por ciento de la población argentina vive directa o indirectamente del campo”.

En sintonía con este dato, pero pesimista en cuanto al efecto en la economía, el economista Aldo Pignanelli, expresidente del Banco Central y referente del opositor Frente Renovador, consideró que “70 por ciento de los argentinos, que vive en centros urbanos, no sentirá el impacto positivo del crecimiento del campo”.

El aumento de la producción del campo argentino era también un objetivo que se había planteado la presidenta Cristina Fernández (2007-2015), quien en septiembre de 2011 presentó un proyecto titulado Plan Estratégico Agroalimentario, a través del cual se proponía llevar la producción agrícola de las 100 millones de toneladas que rondaba en entonces a 150 millones de toneladas, en 2020.

Sin embargo, esa iniciativa –cuya forma de implementación nunca fue bien explicada- languideció en medio de un enfrentamiento político de su gobierno con las principales entidades de productores rurales, comenzado en 2008 y que nunca se superó.

Ese enfrentamiento había comenzado cuando centroizquierdista Fernández, pocos meses después de iniciar su primer mandato, intentó imponer un sistema impositivo móvil a las exportaciones de granos, sujeto a las variaciones de los precios internacionales.

Después de varios meses de huelgas y bloqueos de rutas por parte de los productores, el conflicto se saldó a favor de estos, cuando el Congreso de la Nación rechazó la iniciativa gubernamental, con el inesperado voto decisivo del entonces vicepresidente, Julio Cobos.

Fernández nunca concurría a las inauguraciones de las exposiciones que anualmente realiza en Buenos Aires la Sociedad Rural Argentina, la más tradicional de las entidades de productores agropecuarios, con más de 150 años de historia. Macri, en cambio, fue el año pasado y se llevó un estruendoso aplauso cuando dijo: “Trabajamos para que el campo sienta que se le ha sacado la pata de encima”.

El presidente de la Asociación de Productores en Siembra Directiva, Pedro Vigneau, dijo a IPS que “estamos contentos con el cambio de las reglas de juego, que permiten que los argentinos aprovechemos mejor el clima y el suelo que tenemos. Las regulaciones en el comercio y los altos impuestos habían hecho que los productores cayéramos a regañadientes en la soja, que era lo único rentable”.

“Fíjese que ahora están volviendo el trigo y el maíz. Mejorando las rotaciones, mejoramos el suelo. Nosotros somos los primeros ambientalistas”, agregó.

De todas maneras, según el consultor Sebastián Olivero, de Agro-TECEI, “si bien hay optimismo y mayor inversión en los productores, tampoco veo un clima de euforia”.

“Las razones son que los precios de los ‘commodities (productos básicos)’ a nivel internacional, aunque no son malos, no son excelentes como fueron hace pocos años. Por otro lado, los costos de producción han ido aumentando, igual que para todos los sectores de la economía argentina, mientras se mantiene el atraso cambiario”, afirmó a IPS.

Efectivamente, en el curso del último año el peso, la moneda local, se apreció sensiblemente, ya que el valor del dólar –dato históricamente muy sensible en la Argentina, no solo para los economistas sino para todos- prácticamente no cambió, mientras que durante el mismo periodo hubo una inflación de 40 por ciento.

Entre los datos que muestran el excelente 2016 que tuvo el campo uno de los que más llamó la atención fue que el vehículo más vendido del año en Argentina fue la Toyota Hilux, una camioneta de doble tracción que se utiliza para la actividad agrícola.

Con 31.694 unidades vendidas, superó casi en 2.000 las del vehículo ubicado en el segundo puesto, el Fiat Palio, representante del más popular segmento de los automóviles de tipo turismo y de bajo coste.

Editado por Estrella Gutiérrez

]]>
http://www.ipsnoticias.net/2017/03/el-agro-argentino-busca-la-mejor-cosecha-de-su-historia/feed/ 0
Bosques y energía para la seguridad alimentaria en América Central http://www.ipsnoticias.net/2017/03/bosques-y-energia-para-la-seguridad-alimentaria-en-america-central/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=bosques-y-energia-para-la-seguridad-alimentaria-en-america-central http://www.ipsnoticias.net/2017/03/bosques-y-energia-para-la-seguridad-alimentaria-en-america-central/#comments Mon, 20 Mar 2017 22:44:04 +0000 David Morales http://www.ipsnoticias.net/?p=134270 América Central sufre una acelerada pérdida de su rica cobertura forestal. Crédito: FAO

América Central sufre una acelerada pérdida de su rica cobertura forestal. Crédito: FAO

Por David Morales
SAN SALVADOR, Mar 20 2017 (IPS)

Parado frente a un humilde fogón donde se cocina a leña unas tortillas de maíz -que bien pueden ser pupusas, tamales, sancocho o pan- pienso en los bosques que hacen posible que este pequeño negocio, y otras 22,5 millones de personas de América Central puedan cocinar sus alimentos gracias a la leña que disponen. 

La biomasa (leña y carbón vegetal) es el segundo combustible más importante en la región luego de los hidrocarburos.

En 2012 suministró  35,93 por ciento de la energía consumida en América Central. Aunque esta proporción varía entre países, el común denominador es que la mayor parte de la leña se destina para cocinar y en menor proporción para pequeñas industrias, como la elaboración de ladrillos, venta de alimentos y otros; es decir que la leña es fundamental para la seguridad alimentaria en la región.

Bosques y energía para la seguridad alimentaria en América Central

David Morales. Crédito: FAO

La fuerte dependencia que hoy en día tiene América Central a esta fuente de energía renovable, contrasta con la acelerada pérdida de cobertura forestal. Se calcula que en el periodo 1990-2015 la pérdida anual de bosques en América Central fue de 270 000 hectáreas,  según datos del Programa de Evaluación Forestal Mundial (FRA).

En otras palabras, se están utilizando las reservas de leña y carbón, pero no se está reponiendo este recurso al mismo ritmo que se lo consume.

En las últimas décadas han habido avances importantes en América Central para modernizar el sector dendroenergético (es decir, la generación de energía a partir de la combustión de combustibles de madera) y así revitalizar las economías rurales y las inversiones privadas, tal como la introducción de fogones más eficientes y amigables con el ambiente y la salud humana.

Sin embargo parte de los logros más significativos son a nivel de estrategias y políticas de Estado.

Varios países de la región han desarrollado planes nacionales para el uso sostenible de la leña. También hay esfuerzos de capacitación y asistencia técnica para la producción de energía del bosque a través de programas enmarcados en la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD).

Los gobiernos nacionales y la CCAD, apoyados por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) y otros organismos internacionales, realizan esfuerzos para una adecuada gestión de los bosques, donde la gobernanza y el monitoreo forestales son fundamentales para las políticas de restauración y manejo de paisajes forestales.

Mientras el fuego consume la leña en el fogón y las tortillas están listas para saborearlas, sigo pensando en el impacto que tienen los bosques y la energía que generan sobre la seguridad alimentaria de las millones de familias más empobrecidas de nuestros países.

También reflexiono en los riesgos de un mercado energético variable, que podría afectar fuertemente a la región en caso de una crisis, si no se toman medidas adecuadas para gestionar este valioso recurso renovable que hasta ahora está a nuestra disposición.

Revisado por Estrella Gutiérrez

]]>
http://www.ipsnoticias.net/2017/03/bosques-y-energia-para-la-seguridad-alimentaria-en-america-central/feed/ 0
Comunidad en Costa Rica teme que el mar le robe su nuevo rostro http://www.ipsnoticias.net/2017/03/comunidad-en-costa-rica-teme-que-el-mar-le-robe-su-nuevo-rostro/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=comunidad-en-costa-rica-teme-que-el-mar-le-robe-su-nuevo-rostro http://www.ipsnoticias.net/2017/03/comunidad-en-costa-rica-teme-que-el-mar-le-robe-su-nuevo-rostro/#comments Mon, 20 Mar 2017 19:05:16 +0000 Diego Arguedas Ortiz http://www.ipsnoticias.net/?p=134261 Reynaldo Charles y Ezequiel Hudson conversan con Eliécer Quesada (de izquierda a derecha) sobre el estado del rompeolas en que están parados. Esta es la parte más cercana entre las olas y las casas y en mareas altas, el agua atraviesa la nueva ciclovía y la calle y llega a las viviendas, en la comunidad de Cieneguita, en la costa del Caribe de Costa Rica. Crédito: Diego Arguedas/IPS

Reynaldo Charles y Ezequiel Hudson conversan con Eliécer Quesada (de izquierda a derecha) sobre el estado del rompeolas en que están parados. Esta es la parte más cercana entre las olas y las casas y en mareas altas, el agua atraviesa la nueva ciclovía y la calle y llega a las viviendas, en la comunidad de Cieneguita, en la costa del Caribe de Costa Rica. Crédito: Diego Arguedas/IPS

Por Diego Arguedas Ortiz
CIENEGUITA, Costa Rica, Mar 20 2017 (IPS)

Han pasado dos años desde que una iniciativa estatal que subvenciona obras comunales cambió el rostro con que la localidad costera de Cieneguita, en el Caribe costarricense, mira hacia el mar. 

En lugar de una vía algo maltrecha entre la playa y las primeras casas, la inversión permitió construir un bulevar con una ciclovía costera, juegos para niños y un espacio deportivo donde hacen ejercicio grupos de jóvenes a media mañana desde marzo de 2015.

“El bulevar ha logrado un cambio de 180 grados en esta parte de la comunidad”, dice a IPS el líder comunal Ezequiel Hudson, de 67 años, sobre los nuevos espacios de recreación y convivencia con que cuentan los 5.400 habitantes de esta localidad aledaña a la ciudad de Puerto Limón, en el centro de la costa caribeña del país. “Hay aumento en el nivel del mar, aumento en la velocidad del viento y aumento en la velocidad de las olas. Todo eso lo hemos documentado”: Omar Lizano.

Sin embargo, estos logros gracias a una inversión cercana a  2,5 millones de dólares están en peligro ante la erosión costera que lava sus cimientos y el aumento del nivel del mar, que en ocasiones, inunda el nuevo bulevar.

Los pobladores de Cieneguita, de hecho, están preocupados por el efecto que el cambio climático puede tener en su comunidad.

Las estimaciones más conservadoras ubican el aumento del nivel del mar entre 20 y 60 centímetros para 2100, pero nuevos análisis apuntan a un incremento aún mayor, lo que dañará irremediablemente la vida de una localidad cuyos habitantes se dedican a la pesca o al trabajo en los muelles de Puerto Limón, también conocida simplemente como Limón.

“Hace unos días el mar se alzó, cruzó toda la calle”, explica Reynaldo Charles, presidente de la Asociación de Desarrollo Integral de la comunidad, en un recorrido a mediados de marzo con IPS por el área.

Líderes comunales y vecinos temen que la acción de las olas socave los cimientos de la ciclovía y acabe destruyendo la nueva obra de la que todos se sienten orgullosos. Charles y Hudson reportan que la mayoría de los árboles de almendro que decoraban el bulevar ya han desaparecido.

El impacto es irregular. En algunos puntos, la playa está llena de palos que la marea arrastra y, en las zonas más críticas, las olas devoraron completamente la arena y se detienen a una docena de metros de las primeras casas.

No siempre fue así. Los vecinos dicen que hasta hace unos años, la playa tenía 50 metros de profundidad y allí jugaban los niños y pescaban los adultos de Cieneguita, una comunidad ubicada 160 kilómetros al este de la capital, pero con un acceso vial largo y dificultoso, en que la intrincada carretera debe atravesar la cordillera central.

Ahora, sin embargo, el mar toca la puerta de las casas cuando hay marea alta y los vecinos deben colocar sacos de arena para protegerse.

“Esto tienen que arreglarlo ahora o en unos pocos años, porque esto es un tema de prevención”, dice a IPS el pensionado Eliécer Quesada, de 68 años, mientras mira el rompeolas que detiene el mar Caribe a unos pasos de su casa.

Frente a él prácticamente no hay playa, solo el ir y venir de las olas que golpean contra las rocas que colocó hace unos años el estatal Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) para proteger unos cables subterráneos.

Sin embargo, la entidad trasladó tierra adentro los cables de Internet que buscaba proteger y los vecinos temen que no vayan a tener más ayuda de ellos en los próximos años.

“Vaya a ver cómo están los Países Bajos o Bélgica, con unos rompeolas y diques enormes por donde pasan hasta calles”, dice Quesada, quien trabajó como marinero toda su vida y conoció puertos alrededor del mundo.

El resto de la costa caribeña de Costa Rica tiene problemas similares de erosión costera, dice el oceanógrafo Omar Lizano, del Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (Cimar) de la Universidad de Costa Rica.

“Es un proceso que se está viviendo en toda nuestra costa Caribe e imagino que lo mismo ocurrirá en Nicaragua, en Panamá y en todo el Caribe”, dice a IPS este especialista en oleaje y corrientes marinas.

Desde hace varios años, Lizano monitorea las playas del Caribe y observa cómo las olas se comen metros y metros de arena.

Este país centroamericano de 4,7 millones de habitantes es bioceánico, con costas en el oeste al océano Pacífico, y al este en el mar Caribe, que baña 51.000 kilómetros de su territorio.

“Hay aumento en el nivel del mar, aumento en la velocidad del viento y aumento en la velocidad de las olas. Todo eso lo hemos documentado”, apunta el especialista del Cimar. 

En el Caribe sur de Costa Rica, por ejemplo, el Parque Nacional Cahuita ha perdido decenas de metros de playa de anidación de tortugas, lo que supone una amenaza para las poblaciones que desovan en la zona.

Un estudio publicado en 2014 por el Programa de Cambio Climático y Cuencas del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) determinó que el nivel del mar aumenta en promedio dos milímetros al año frente a la oriental provincia de Limón, que aglutina de norte a sur la costa caribeña del país y de la que Puerto Limón es su capital.

El informe analizó la vulnerabilidad climática de las zonas costeras del Caribe centroamericano y determinó que los distritos costarricenses que dan al mar tienen una capacidad de adaptación alta y muy alta.

En parte, esto ocurre por la organización comunal, con grupos como el que lidera Charles, y el por el apoyo institucional que se traduce en acciones concretas, como el rompeolas construido por el ICE y otro cercano que hizo la estatal Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica.

Los vecinos de Cienaguita piden más recursos para diseñar nuevas estructuras protectoras, que incluso podrían transformar en un malecón para que la comunidad lo utilice.  Quesada aboga por mitigar la erosión del mar con tetrápodos, una estructura de concreto cuatro ejes muy estable, usada como rompeolas.

Lizano dice que esta no es una situación sostenible por mucho tiempo. Otros países pueden invertir en infraestructura para aliviar a los pobladores, como un rompeolas o un malecón, o bien puede rellenar la playa para ganar tiempo, pero esto no es viable por su costo para Costa Rica.

“Si no tenemos recursos para hacerlo, lo único que podemos hacer es movernos a lugar más altos. Esa es nuestra medida de adaptación”, apunta.

El líder comunal Charles dice que ha pedido ayuda de la Municipalidad de Puerto Limón y de entidades nacionales, pero todas alegan que no tienen recursos disponibles.

Costa Rica está en las fases iniciales de su Plan Nacional de Adaptación, un amplio documento que definirá el camino que seguirá el país para protegerse de los peores impactos del cambio climático y tanto los asentamientos urbanos como las áreas costeras serán prioridad.

“Creo que necesitamos empezar a hablar muy seriamente de la vulnerabilidad de las comunidades costeras marginales, como Cieneguita o Chacarita (en el Pacífico costarricense)”, dijo a IPS el coordinador sectorial de cambio climático para el Ministerio de Ambiente y Energía, Pascal Girot.

A partir de ese esfuerzo se pueden articular acciones más concretas, cree el experto. “Ellos estarán muy afectados por el aumento del nivel del mar”, dijo Girot, quien liderará el proceso nacional de adaptación climática.

Editado por Estrella Gutiérrez

]]>
http://www.ipsnoticias.net/2017/03/comunidad-en-costa-rica-teme-que-el-mar-le-robe-su-nuevo-rostro/feed/ 0
El Caribe apuesta a la agricultura climáticamente inteligente http://www.ipsnoticias.net/2017/03/el-caribe-apuesta-a-la-agricultura-climaticamente-inteligente/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=el-caribe-apuesta-a-la-agricultura-climaticamente-inteligente http://www.ipsnoticias.net/2017/03/el-caribe-apuesta-a-la-agricultura-climaticamente-inteligente/#comments Mon, 20 Mar 2017 13:00:25 +0000 Desmond Brown http://www.ipsnoticias.net/?p=134257 La industria arrocera de Guyana, que brinda empleo a 100.000 personas al menos, es uno de los sectores agrícolas del Caribe amenazados por el cambio climático. Crédito: Desmond Brown / IPS

La industria arrocera de Guyana, que brinda empleo a 100.000 personas al menos, es uno de los sectores agrícolas del Caribe amenazados por el cambio climático. Crédito: Desmond Brown / IPS

Por Desmond Brown
GEORGETOWN, Mar 20 2017 (IPS)

Los países de la Comunidad del Caribe (Caricom) se preparan para el cambio climático especialmente con medidas de adaptación de su agricultura, tal como se indica en sus Contribuciones Previstas Determinadas a Nivel Nacional (INDC).  

INDC es el término utilizado por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático para las reducciones en las emisiones de gases de efecto invernadero, cuya publicación se pidió a todos los países parte de la convención en preparación para el histórico Acuerdo Climático de París, que fue aprobado el 12 de diciembre de 2015.Casi todos los países del Caribe han experimentado sequías prolongadas, lo que genera dificultades para la producción de alimentos en una de las regiones más vulnerables al cambio climático.

En sus INDC, los países de la Caricom, una agrupación regional de 15 miembros, priorizaron la adaptación del sector agrícola, dada la necesidad de apoyar la seguridad alimentaria en la región.

Ahora esos países están trasladando el énfasis de la planificación climática a la acción y la implementación. Con este fin, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) realizó en Georgetown el Foro sobre Agricultura Climáticamente Inteligente para sensibilizar sobre las mejores prácticas, fomentar y apoyar las medidas contra el cambio climático y dar un espacio de diálogo a los actores relevantes.

La Agricultura Climáticamente Inteligente ofrece grandes beneficios para la seguridad alimentaria, la adaptación y la mitigación en el Caribe.

“La agricultura es un sector prioritario”, aseguró a los participantes Pankaj Bhatia, subdirector del Programa Climático del Instituto Mundial de Recursos, una organización no gubernamental con sede en Estados Unidos.

A medida que los países avanzan en sus planes, recomendó su participación en la Asociación NDC, una iniciativa global para ayudar a los países a cumplir sus compromisos climáticos nacionales y asegurar que la asistencia financiera y técnica se ofrezca con la mayor eficacia posible.

“Los países todavía tienen mucho trabajo que hacer para generar mapas viales más detallados, catalizar la inversión y aplicar los planes para cumplir con sus compromisos climáticos”, destacó Bhatia, que gestiona uno de los proyectos más grandes del WRI.

“Vale la pena explorar las opciones y cómo la Asociación de NDC puede ofrecer apoyo”, agregó.

En febrero de 2017 había unos 40 países en la Asociación de NDC, así como organizaciones intergubernamentales y regionales como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, el Banco Central Europeo, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Los principales pilares de la Asociación de NDC para impulsar una acción climática ambiciosa incluyen compartir conocimientos e información y facilitar el apoyo técnico y financiero, lo que fomenta la eficiencia, la rendición de cuentas y la eficacia de los programas de apoyo.

La Asociación desarrolla productos de conocimiento que llenan importantes lagunas de información y los difunden a través de un portal de intercambio de conocimientos.

Otro orador en el foro de Georgetown, John Furlow, de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), enfatizó la importancia de la participación de múltiples sectores en el proceso de creación de Acciones de Mitigación Adecuadas a Nivel Nacional, y se refirió a Jamaica como un lugar dónde esto se hizo bien.

“En 2012, la entonces primera ministra de Jamaica (Portia Simpson Miller) pidió a USAID que ayudara a Jamaica a desarrollar una política climática nacional. En lugar de comenzar con los impactos climáticos, queríamos comenzar con lo que Jamaica definió como importante para sí misma”, explicó Furlow.

El Caribe apuesta a la agricultura climáticamente inteligente

Un granjero riega un maizal en Barbados. En los últimos años, casi todos los países del Caribe experimentaron sequías prolongadas, lo que perjudica la producción de alimentos en una de las regiones más vulnerables al cambio climático. Crédito: Desmond Brown / IPS

Entre las prioridades se encontraban los sectores de “la agricultura, manufactura, minería y canteras, construcción, industrias creativas, deportes, tecnologías de la información y la comunicación, servicios y turismo”, enumeró.

“Por lo tanto, queríamos dialogar con los actores responsables de esos sectores económicos sobre cómo abordarían la reducción del riesgo climático en una política nacional”, expresó.

El objetivo es sacar el cambio climático del ministerio de ambiente y llevarlo a los ministerios responsables de los sectores que se verán afectados, indicó Furlow.

Esto tiene el potencial de poner a los países en desarrollo en el asiento del conductor a la hora de localizar “múltiples fuentes de financiación – ayuda nacional, bilateral y multilateral”, para que puedan incidir en lo que ocurre dentro de sus fronteras, manifestó.

El Marco de Políticas de Cambio Climático para Jamaica esboza las estrategias que empleará el país para responder efectivamente a los impactos y desafíos de este fenómeno, mediante medidas apropiadas para escalas y magnitudes variables de las consecuencias del mismo.

El marco establece que les compete a los sectores pertinentes elaborar o actualizar planes de adaptación o mitigación del cambio climático. También incluye iniciativas especiales basadas en programas y actividades nuevas y existentes que tendrán prioridad para su implementación temprana.

Cada año, el Caribe importa 5.000 millones de dólares en alimentos y el cambio climático representa una clara y creciente amenaza para su seguridad alimentaria, ya que los diferentes patrones de lluvias, la escasez de agua, el estrés por el calor y la mayor variabilidad climática dificultan a los agricultores satisfacer la demanda de cultivos y ganado.

En los últimos años, casi todos los países caribeños han experimentado sequías prolongadas, lo que genera dificultades para la producción de alimentos en una de las regiones más vulnerables al cambio climático.

Los organizadores del foro de Georgetown dicen que hay muchos temas comunes relacionados con la agricultura en los NDC de los países de habla inglesa del Caribe, como la conservación y silvicultura, la recolección y el almacenamiento de agua y políticas agrícolas mejoradas.

Todos menos uno de los países del Caribe incluyeron la cuestión de la agricultura en sus respectivos INDC, con prioridad en la adaptación. Sin embargo, más de la mitad de los países también incluyen objetivos de mitigación condicional que directa o indirectamente se relacionan con la agricultura.

Los compromisos asumidos por todos los países denotan la prioridad del sector en los objetivos de desarrollo de la región y la necesidad de canalizar apoyo técnico y financiero.

Traducido por Álvaro Queiruga

]]>
http://www.ipsnoticias.net/2017/03/el-caribe-apuesta-a-la-agricultura-climaticamente-inteligente/feed/ 0