SIERRA LEONA: Gobierno promete mano dura contra el narcotráfico
África, Democracia y Política, Derechos humanos, Salud, Últimas Noticias

SIERRA LEONA: Gobierno promete mano dura contra el narcotráfico

FREETOWN, 27 jul 2008 (IPS) - Las autoridades de Sierra Leona se ven obligadas a tomar medidas contra el narcotráfico a raíz del escándalo por el que 19 sospechosos, entre ellos ocho hombres de Colombia y Venezuela, son juzgados en la capital.

Esta comparecencia se registró tras la confiscación el 13 de este mes de un avión de bandera venezolana que realizó un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto internacional de Freetown.

La tripulación abandonó la nave y huyó en un vehículo que ingresó al predio derribando una valla. Pero fueron atrapados poco después por fuerzas de seguridad del gobierno.

En total, 45 sospechosos serán juzgados por cargos que incluyen, además, posesión ilícita de armas de fuego y daño intencional a la propiedad gubernamental.

Desde que estalló la guerra civil, a comienzos de los años 90, Sierra Leona fue usada como punto de tránsito por traficantes de drogas duras como cocaína y heroína en su trayecto de América del Sur a Europa y Estados Unidos.


Sólo en los últimos ocho meses se realizaron en el aeropuerto decenas de arrestos, entre ellos de ciudadanos británicos, estadounidenses, nigerianos, holandeses y asiáticos.

Muchos más se las arreglaron para escapar con la presunta connivencia de funcionarios del aeropuerto y de agentes de seguridad.

"Es un problema de seguridad nacional serio. Hemos realizado varios arrestos, pero el hecho es que el aeropuerto carece de un adecuado equipamiento de vigilancia", dijo el subinspector general de policía, Francis Munu.

Según Munu, el aeropuerto requiere equipos de tecnología avanzada, como detectores de metales y perros antidrogas, y las fuerzas de seguridad allí apostadas deben contar con la logística necesaria para hacer frente a narcotraficantes muy bien coordinados.

La agencia de control de drogas de la Comunidad Económica de Estados del Occidente Africano considera a Sierra Leona y a Guinea Bissau los puntos principales del tráfico de drogas duras en la región.

En ambos países, el aparato de seguridad está debilitado por falta de recursos, corrupción y una pobreza generalizada que facilita el soborno de funcionarios.

"Guinea Bissau y Sierra Leona tienen antecedentes similares de conflictos, instituciones estatales debilitadas, corrupción y pobreza extendidas, lo cual facilita el trabajo de los narcotraficantes", dijo el periodista y analista social Richie Olu Gordon.

Gordon agregó que en los años 80 y 90 Nigeria tenía un papel mayor en el transporte ilegal de drogas, pero la crisis de la autoridad civil en otros países de la región creó un terreno fértil para los narcotraficantes.

Las leyes sobre drogas en Sierra Leona son muy laxas. Sin importar la cantidad de drogas incautadas, un sospechoso puede declararse culpable y quedar libre sin más que pagar multa de 1.000 dólares o purgar una breve condena de cárcel.

Esto ha permitido que cientos escapen, porque a los narcotraficantes les resulta muy fácil pagar por su libertad.

Justo cuando la primera serie de sospechosos comparecieron en tribunales, el día 24, el fiscal general y ministro de Justicia Abdul Serry Kamal presentó con carácter urgente un proyecto de ley antidrogas, que agrava las penas previstas y obliga a mantener en custodia a los narcotraficantes.

La norma también establece medidas de seguridad más severas en el único aeropuerto internacional del país.

Se espera que el proyecto se convierta en ley en breve. Por lo tanto, quienes aguardan ser juzgados, en caso de que se los condene, no escaparán con sólo pagar una multa, según el fiscal general.

Lo que preocupa a las autoridades en Freetown es el efecto de la actividad del narcotráfico en la población del país..

Durante la pasada guerra civil, los narcotraficantes estuvieron estrechamente vinculados a los señores de la guerra del Frente Unido Revolucionario (RUF), que comerciaban los llamados "diamantes de sangre" para obtener drogas, armas y municiones.

Las drogas eran ingresadas de contrabando en los baluartes del RUF desde la vecina Liberia, cuyo presidente de entonces, Charles Taylor (hoy sometido a proceso internacional en La Haya), es considerado el principal patrocinador del RUF.

Edward Nahim, el único psiquiatra de Sierra Leona, dijo a IPS que la situación del abuso de drogas en el país es alarmante.

"Alrededor de 90 por ciento de todas las internaciones en el hospital mental están relacionadas con las drogas. Hay un serio desorden psicosocial entre los jóvenes, y los casos continúan aumentando con el flujo de drogas duras al país, como consecuencia de la actividad del narcotráfico", señaló.

"Los señores de la droga no siempre viajan con efectivo, entonces es fácil para ellos concretar negocios usando sus sustancias. Por eso aumenta el consumo local", dijo Nahim.

El presidente Ernest Bai Koroma, que asumió el poder en septiembre pasado, manifestó que se dedicaría al último escándalo de las drogas hasta sus últimas consecuencias.

"No dejaré ninguna piedra sin revisar al acometer este asunto. No puedo permitir que nuestro país sea usado como punto de tránsito o destino final para los narcóticos", dijo.

Fuentes de la Oficina de Seguridad Nacional en Freetown dijeron a IPS que el gobierno se propone establecer mecanismos de cooperación con Guinea Bissau.

El periodista Gordon dijo que en las fuerzas de seguridad de Guinea Bissau hay profundas divisiones que dificultan el combate contra el narcotráfico.

"Hay elementos dentro del ejército de Guinea Bissau que protegen a los carteles, lo que vuelve difícil que la policía efectúe arrestos en ese país", sostuvo.

Gordon también acusó a las fuerzas de seguridad de Sierra Leona de connivencia con los contrabandistas.

"Las últimas redadas en busca de cocaína en Sierra Leona y Guinea Bissau se concentraron en el hecho de que África occidental es ahora una importante ruta de trasbordo para las drogas sudamericanas que se dirigen a Europa y Estados Unidos", concluyó Gordon.

Se prevé que los juicios en Freetown se aceleren por la presión del público y la que países con alto consumo de drogas ejercen sobre el gobierno.

El portavoz del presidente, Alpha Kanu, dijo que el gobierno tratará de asegurarse con rapidez los fondos necesarios para adquirir el equipamiento requerido en el aeropuerto y por las fuerzas de seguridad.

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal