DDHH-SIERRA LEONA: Reparaciones no alcanzan
África, Derechos humanos, Desarrollo y ayuda, Género, Últimas Noticias

DDHH-SIERRA LEONA: Reparaciones no alcanzan

FREETOWN, 24 oct 2008 (IPS) - «Hace ocho años mi esposo cargó su mochila y nos dijo adiós. Mis dos hijos y yo salimos de la casa y lo observamos partir. Las lágrimas fluían incontrolablemente de nuestros ojos. Era como si ya estuviéramos haciendo el duelo por su muerte. Se iba al frente de guerra», relató Fatmata Kallon.

Ella, una mujer alta y delgada de poco más de 40 años, está sentada en el frente de su choza en Sorie Town, en lo alto de una colina en el occidente de la capital de Sierra Leona. Se trata de un asentamiento de rápido crecimiento, conformado por casas de lata sin agua corriente.

"Unas tres semanas después de que él se fue, nos informaron que los rebeldes lo habían asesinado en una emboscada en la autopista Bo-Kenema. Osman Kallon, mi esposo, era el centro neurálgico de la familia. Desde su fallecimiento, todo ha sido un infierno para nosotros", dijo Fatmata Kallon.

Kallon se encuentra entre el gran grupo de mujeres a las que se describe como viudas de guerra. La cantidad total todavía se desconoce.

En 2002 se creó una Comisión de Verdad y Reconciliación (TRC) para investigar las causas de la guerra civil que azotó durante 11 años a Sierra Leona, un conflicto brutal durante el cual todas las facciones fueron acusadas de cometer flagrantes violaciones a los derechos humanos.


La TRC reconoció específicamente los efectos de la violencia sobre las mujeres y la estructura familiar. Las viudas de guerra —en palabras del informe de la TRC, "mujeres cuyos esposos fueron asesinados como consecuencia de abuso o violación y que, como resultado, se han vuelto el principal sostén de sus familias"— fueron designadas como categorías privilegiadas para reparaciones, observó la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de Sierra Leona, Jamesina King.

La TRC recomendó brindar capacitación en habilidades y programas de microcréditos a estas mujeres, lo que en su informe final está definido como ayudar a equiparlas y darles poder para mantener a sus familias.

Pero la Comisión Nacional para la Acción Social (NaCSA), que estará implementando las reparaciones, no tiene planes inmediatos de iniciar estos proyectos.

"Como la capacitación y los programas de microcréditos para estas mujeres necesitan mucha planificación y el dinero que tenemos ahora será insuficiente para este emprendimiento, cuando tengamos más financiamiento consideraremos esa recomendación", dijo a IPS el gerente del Programa de Reparaciones, Amadu Bangura.

En cambio, la NaCSA eligió dar prioridad a la implementación de un proyecto de vivienda, proporcionando hogares a sólo otras tres categorías afectadas por la guerra: adultos heridos de guerra, amputados y víctimas de violencia sexual.

El proyecto de vivienda no fue una recomendación de reparación formulada por la TRC.

"Me siento muy carenciada, y la pérdida de mi esposo durante la guerra habrá sido más dolorosa para mí y mi familia si las recomendaciones de reparaciones formuladas por la TRC no son seguidas estrictamente por la NaCSA", expresó Kallon.

Para Bangura, el proyecto de vivienda estaba en línea con las recomendaciones del Comité Directivo de Reparaciones, tras analizar el informe de la TRC y hallar que 49 por ciento de las víctimas exigían la provisión de viviendas.

Bangura declaró que cuando el Programa de Reparaciones hizo su evaluación concluyó que, de los 960 mutilados y lesionados registrados por la Asociación de Amputados y Heridos de Guerra, 500 ya habían sido provistos de vivienda por parte de organizaciones no gubernamentales internacionales.

"Queremos continuar con lo que fue empezado y terminar con los 460 beneficiarios que quedan. Intentamos empezar con 50 casas para amputados y 25 para heridos de guerra", señaló.

Bangura también dijo que se espera que todo el programa de reparaciones comience al año próximo, apenas concluya el proceso de verificación de beneficiarios. Se prevé que dure seis años.

Cada casa costará 6.500 dólares, que saldrán del actual presupuesto destinado a las reparaciones, de tres millones de dólares.

"La vivienda es la mejor reparación, y yo apoyo que la NaCSA la incluya", dijo Jusu Jarka, presidente de una asociación de víctimas del conflicto, que se beneficiará del proyecto de vivienda. Jarka es el único representante activo de los beneficiarios en el comité de reparaciones.

"Coincido en que la vivienda es muy buena, pero si la TRC en su sabiduría no la recomendó expresamente, debe haber tenido en consideración muchos factores, como el limitado presupuesto para las reparaciones", dijo Jariatu Kamara, una viuda de guerra.

"Así que no veo ninguna justificación para darle vivienda a una serie de personas y excluir la capacitación en habilidades y los programas de microcréditos que fueron propuestos directamente para nosotras en el informe. Es inaceptable", sostuvo.

Jamesina King dijo que el informe de la TRC hace disposiciones para la enmienda de las recomendaciones sobre reparaciones por parte del organismo que las implementa, pero sólo con el consentimiento unánime de los miembros del Consejo Asesor ante la enmienda propuesta.

"La Comisión de Derechos Humanos de Sierra Leona no estaba al tanto de que se hubieran seguido tales direcciones antes de que se tomara la decisión de la vivienda y a qué nivel", señaló.

King dijo a IPS que hicieron llegar una carta a la NaCSA para pedir una explicación y justificaciones para hacer las enmiendas a la recomendación de reparaciones de la TRC.

En el primer año del proyecto se espera gastar 2.300 millones de dólares en reparaciones para amputados, heridos de guerra, víctimas de violaciones y niños afectados por el conflicto.

Amadu dijo que el Comité de Reparaciones esperaba obtener financiamiento del gobierno, que todavía no llega.

Además, señaló que el comité ha desarrollado un plan quinquenal de financiamiento estratégico para atraer a donantes internacionales, y si ellos poseen los fondos implementarán todas las recomendaciones del TRC antes del fin del Programa de Reparaciones, de seis años.

"Hemos sufrido mucho durante la guerra, y seguimos sufriendo hasta ahora. Miramos inútilmente a la NaCSA para que nos ayude a recuperar nuestras vidas. Esperamos que la decisión que tomen sobre las reparaciones sea desinteresada y que esté en el espíritu del informe de la TRC, que ha hecho previsiones para nosotros", dijo Kallon.

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal