ZIMBABWE: Tolerancia policial abona violencia doméstica
África, Democracia y Política, Derechos humanos, Desarrollo y ayuda, Género, Migraciones y refugiados, Mujer y política, Población, Pobreza y Objetivos de Desarrollo, Últimas Noticias

ZIMBABWE: Tolerancia policial abona violencia doméstica

BULAWAYO, Zimbabwe, 1 dic 2010 (IPS) - La zimbabuense Tasha Ncube critica la actitud de la policía, que la ignoró cuando acudió a denunciar que fue golpeada por su esposo.

Esa fue la primera vez que Ncube, de 31 años y con dos hijos, se sufrió esa situación en su matrimonio.

"Comencé a sospechar que se encontraba con otra persona porque había escuchado cuentos de hombres con ‘pequeñas casas’ que se malhumoran", relató Tasha Ncube, utilizando un eufemismo para referirse al hecho de tener una amante.

"Cuando lo encaré, se enfureció y me golpeó. Entonces hice la denuncia en la comisaría", añadió. Pero no recibió la atención que esperaba.

"Me dijeron que volviera a mi casa y que recurriera a la mediación de parientes porque había mujeres que retiraban la denuncia cuando el esposo les pedía perdón", remarcó.

Al igual que muchas mujeres, Ncube volvió a su casa a seguir conviviendo con un hombre agresivo.

OFICIALES "INTERPRETAN" LA LEY

El caso de Ncube es un ejemplo típico de lo que activistas llaman una brecha mayúscula entre el cumplimiento y la interpretación de las leyes que buscan proteger a las mujeres.

El Ministerio de Género y activistas lograron grandes avances en materia legislativa. La Ley de Violencia Doméstica se aprobó en 2007 en medio de grandes festejos.

La actitud de la policía hacia las mujeres no ha cambiado, señaló Irene Zwelibanzi, una activista que pasó varias noches en prisión tras varias manifestaciones organizadas en Bulawayo por la organización Women of Zimbabwe Arise (WOZA).

"Algunos oficiales olvidan que cuando están trabajando son profesionales, pero siguen comportándose como maleducados en la calle y rebajando a las mujeres que buscan su protección", se lamentó Zwelibanzi.

"No nos ayuda tener que pelear para cambiar las actitudes de los propios policías", señaló.

"SÍ LO TOMAMOS EN SERIO"

La policía de Zimbabwe señala que ha hecho mucho por sensibilizar a los miembros de la fuerza respecto de la violencia doméstica y cómo manejar las denuncias, en especial de mujeres golpeadas.

La Ley de Violencia Doméstica prevé penas de hasta 10 años. Los policías explican que no procesan todas las denuncias porque algunas mujeres no quieren que su marido esté tanto tiempo preso.

"Algunas mujeres denuncian a sus esposos por golpearlas, pero vuelven a los pocos minutos de que están presos a decir que los perdonaron y que quieren retirar los cargos", señaló un policía que pidió reserva de su identidad.

"No es que no nos tomemos en serio las denuncias, pero a veces ayuda que las disputas no lleguen a la comisaría si quieren salvar el matrimonio", indicó.

"Creo que tiene que ver con relaciones de género y de la sensibilidad de los hombres frente a las experiencias femeninas en casos de la violencia doméstica, en especial de mujeres que no conocen", indicó Amanda Atwood, del foro de Internet kubatana.net.

Episodios de violencia doméstica son la causa de más de 60 por ciento de los casos de asesinato procesados por la Alta Corte de Harare, según una investigación realizada este año por el Centro y Red de Recursos sobre las Mujeres de Zimbabwe.

CAMPAÑA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Hubo una iniciativa para darle relevancia a este asunto en el proyecto de ley fundamental basándose en el alto costo de la violencia de género, en especial por gastos médicos, de justicia, de transporte, pérdidas de horas de trabajo, tratamiento de enfermedades de transmisión sexual como el virus de inmunodeficiencia humana y la pérdida de ingresos familiares.

En el marco del Plan de Implementación y Estrategia contra la Violencia de Género, el Ministerio de Género y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia forman consejeros comunitarios.

Las mujeres discapacitadas tampoco se salvan, remarcó Rejoice Timire, directora ejecutiva de una organización de apoyo.

"El desempleo entre las mujeres discapacitadas es alto y tienen una situación vulnerable a los abusos", dijo Timire a IPS.

Ncube todavía está dolida por el doble abuso, de manos de su esposo y de la policía, que se negó a actuar.

"Obviamente me sentí horrible al denunciar a mi esposo. No por hacerlo sino porque la policía se negó a actuar", añadió.

***** + Las mujeres son noticias – Cobertura especial de IPS Noticias (http://www.ipsnoticias.net/_focus/mujer/index.asp)

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal