Yibutí quiere acabar en cinco años con mutilación genital femenina
África, Derechos humanos, Destacados, Género, Pobreza y Objetivos de Desarrollo, Salud, Últimas Noticias, Violencia de género

Yibutí intensifica esfuerzos contra la mutilación genital femenina

El Grupo Parlamentario de Población y Desarrollo (PGPD) de Yibutí realiza campañas de sensibilización para eliminar la práctica de la mutilación genital femenina en las zonas rurales, como las de Tadjourah y Ali Sabieh. Foto: Cortesía de PGPD

El Grupo Parlamentario de Población y Desarrollo (PGPD) de Yibutí realiza campañas de sensibilización para eliminar la práctica de la mutilación genital femenina en las zonas rurales, como las de Tadjourah y Ali Sabieh. Foto: Cortesía de PGPD

YIBUTÍ, 30 mar 2020 (IPS) - La mutilación genital femenina (MGF) todavía se practica muy ampliamente Yibutí, en el Cuerno de África. Pese a los esfuerzos del gobierno y las agencias internacionales de desarrollo para frenar esta práctica, la cultura, la tradición y la religión continúan obstaculizando su eliminación.

Hassan Omar Mohamed, miembro de la unicameral Asamblea Nacional legislativa, consideró que “la educación y la capacitación son los medios que facilitan el cambio de comportamiento».

A su juicio, solo un cambio de actitud conducirá al abandono de la práctica en el país, que el gobierno se ha trazado ahora eliminar en los próximos cinco años.

Nada menos que 78 por ciento de las mujeres y las niñas yibutíes son víctimas del corte de sus genitales, según los últimos datos del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

En noviembre, los Estados miembros de las Naciones Unidas se reunieron en Nairobi para renovar su compromiso de hace 25 años de erradicar las prácticas nocivas contra las mujeres y las niñas en el mundo, incluida la de la MGF, en la llamada Cumbre de Alto Nivel sobre la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo (CIPD25).

Victimas mundiales llegan a 200 millones

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) describe la mutilación genital femenina como una práctica que implica alterar o dañar los genitales femeninos por razones no médicas. Es reconocido internacionalmente como una violación de los derechos humanos.
A nivel mundial, se estima que 200 millones de niñas y mujeres que viven actualmente han sufrido alguna forma de mutilación genital femenina.
El UNFPA afirma que, aunque la mutilación genital femenina está disminuyendo en la mayoría de los países donde prevalece, se trata de territorios que tienen un alto índice de crecimiento de su población.
Eso significa que la cantidad de niñas a las que se somete a  la mutilación genital femenina seguirá creciendo en términos absolutos, si el combate contra la práctica no se intensifica y aumenta el rechazo social con un trabajo en las comunidades.

La Cumbre de Nairobi reunió a 179 países y el 14 de noviembre concluyó con una Declaración Final, donde se decidió adelantar las promesas incumplidas de la CIPD de 25 años atrás, celebrada en El Cairo en 1994.

Pero tras su renovación, el gobierno del presidente Ismaïl Omar Guelleh decidió intensificar los esfuerzos de sensibilización social contra la ablación femenina y espera lograr los primeros éxitos este mismo año.

Además, con esa estrategia, el gobierno pretende avanzar en el cumplimiento del cinco de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el que promueve la igualdad de género, y la tres de sus metas se refiere específicamente a “eliminar todas las prácticas nocivas, como el matrimonio infantil, precoz y forzado y la mutilación genital femenina.

A final de 2019, se creó el Grupo Parlamentario de Población y Desarrollo, con participación de ocho integrantes, cuatro hombres y cuatro mujeres, que está presidido por el diputado Omar Mohamed.

Su objetivo es contribuir a la promoción y protección de los derechos fundamentales de la población, promover el acceso a la educación, la salud, la planificación familiar y alentar la plena implementación del programa de acción de la CIPD y de su renovación en Nairobi.

En febrero, el Grupo Parlamentario yibutí organizó una conferencia interregional sobre el seguimiento de la CIPD25 que reunió a legisladores de países africanos y árabes.

«Fue una oportunidad para que los legisladores interactúen y cooperen con sus colegas en temas relacionados con los compromisos asumidos en la Cumbre de Nairobi», dijo Omar Mohamed.

El diputado detalló que se analizaron temas sobre planificación familiar y violencia contra las mujeres y las niñas, y se estableció una hoja de ruta para implementar los compromisos de la CIPD25, incluida la de eliminar la MGF.

Por su parte, el gobierno estableció una estrategia nacional destinada a que el país abandone la práctica de la MGF en un plazo de cinco años.

«El objetivo principal de esta estrategia era promover el abandono total de la mutilación genital femenina respetando la integridad física de las mujeres y las niñas y promoviendo su salud”, dijo Omar Mohamed.

El UNFPA también ha apoyado varias actividades para respaldar el fin de la MGF en Yibutí, incluida la actualización de paquete esencial sobre salud sexual y reproductiva, para incluir el abordaje del problema, y la creación de una brigada móvil contra la ablación femenina.

Omar Mohamed señaló que en las nuevas estrategias gubernamentales y legislativas se busca interrelacionar la promesa de poner fin a la MGF en el marco de la CIPD de 1994 y de 2019, con la meta 5.3 de los ODS, que debe alcanzarse en 2030.

Sin embargo, las precariedades económicas en Yibutí, con desempleo masivo, desigualdad y aumento del extremismo obstaculizan los planes gubernamentales en materia de eliminación de la MGF.

«Para contrarrestar todos los desafíos que surgen, se necesitan reformas económicas e institucionales para apoyar y respetar los ODS y los compromisos asumidos en el marco del proceso de la CIPD», en particular en mutilación genital femenina, reconoció Omar Mohamed.

T: MF

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal