La pérdida de empleo se dispara en todo el mundo
Destacados, Economía y comercio, Mundo, Trabajo, Últimas Noticias

La pérdida de empleo se dispara en todo el mundo

El confinamiento obligatorio por efecto de la covid-19 ha suspendido labores de construcción y mantenimiento, ocasionando la pérdida de empleo de casi la mitad de los trabajadores de todo el mundo, especialmente a quienes laboran en la economía informal

El confinamiento obligatorio ha suspendido labores de construcción y mantenimiento, dejando a casi la mitad de los trabajadores de todo el mundo sin sus fuentes de sustento, especialmente a quienes laboran en la economía informal. Foto: PNUD

GINEBRA, 29 abr 2020 (IPS) - La crisis por la pandemia covid-19 puede dejar sin sus medios de vida a 1600 millones de trabajadores, casi la mitad de la fuerza laboral en el mundo, advirtió en un nuevo informe este miércoles 29 la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Durante el segundo trimestre de 2020 se puede perder 10,5 por ciento de las horas de trabajo, equivalentes a la labor de 305 millones de trabajadores a tiempo completo (48 horas semanales), en una fuerza global de 3300 millones.

Una previsión de la OIT en marzo preveía una pérdida en este período de 6,7 por ciento de horas de labor, equivalentes al empleo a tiempo completo de 195 millones de trabajadores.

Ya durante el primer trimestre se había perdido 4,5 por ciento de las horas de labor, equivalentes a la ocupación semanal de 135 millones de trabajadores.

Los cálculos empeoraron al ampliarse las medidas de confinamiento, y la situación afecta en primer lugar a los trabajadores informales, que suman 2000 millones en el planeta, estimándose que 1600 millones tienen sus ingresos en riesgo.

Durante el primer mes en que quedaron cruzados de brazos en las distintas regiones, los trabajadores informales vieron disminuir sus ingresos en 60 por ciento, en promedio: 81 por ciento en África y América Latina, 21,6 por ciento en Asia y el Pacífico, y 70 por ciento en Europa y Asia Central.

Alrededor de 68 por ciento de la fuerza de trabajo mundial, incluidos 81 por ciento de los empleadores y 66 por ciento de los trabajadores por cuenta propia, vive actualmente en países que han previsto el cierre, obligatorio o recomendado, de los lugares de trabajo.

En los países de más bajos ingresos, 88 por ciento de los trabajadores, en promedio, actúa en el sector informal de la economía.

Hasta el 22 de abril, 1100 millones de trabajadores viven en países que han establecido un confinamiento total ante la pandemia y 305 millones en naciones que establecieron una cuarentena parcial.

“Si no cuentan con una fuente de ingresos alternativa, estos trabajadores y sus familias no tendrán medios de supervivencia”, apuntó el informe de la OIT.

En todo el mundo, más de 436 millones de empresas afrontan el grave riesgo de interrupción de la actividad, entre ellas 232 millones del comercio mayorista y minorista, 111 millones de  manufacturas, 51 millones de servicios de alojamiento y comidas, y 42 millones del sectores inmobiliario y otras actividades comerciales.

La OIT pidió adoptar medidas urgentes, específicas y flexibles para ayudar a los trabajadores y las empresas, en particular a las empresas más pequeñas, los trabajadores informales y demás personas en situación de vulnerabilidad.

“Para millones de trabajadores, la ausencia de ingresos equivale a ausencia de alimentos, de seguridad y de futuro. Millones de empresas están al borde del colapso. Estos son los verdaderos rostros del mundo del trabajo. Si no se les ayuda ahora, sencillamente desaparecerán”, dijo Guy Ryder, director de la OIT.

La organización recomendó “respuestas rápidas y precisas” a los Estados, dirigiendo los auxilios financieros de los que pueda disponer, en primer lugar, a las empresas pequeñas y medianas y grupos de población que sean más vulnerables.

Recomendó en particular facilidades para que los trabajadores accedan al auxilio por desempleo, transferencias temporales de efectivo a los hogares más pobres, agilizar el acceso al crédito de las empresas pequeñas y medianas, y contemplar exenciones fiscales.

A-E/HM

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal