Un Amazonas frágil aguanta el pulso frente a la covid
América Latina y el Caribe, Destacados, Salud, Sociedad Civil, Últimas Noticias

Un Amazonas frágil aguanta el pulso frente a la covid

Una anciana indígena es atendida en el interior del estado brasileño de Amazonas, duramente castigado por la pandemia covid-19. Foto: Diego Baravelli/MSF

Una anciana indígena es atendida en el interior del estado brasileño de Amazonas, duramente castigado por la pandemia covid-19. Foto: Diego Baravelli/MSF

MANAUS, Brasil, 22 feb 2021 (IPS) - La situación de la covid-19 en el estado de Amazonas, noroeste de Brasil, ya no es tan crítica como al despuntar febrero, pero sigue siendo frágil, advirtió este lunes 22 la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) , que actúa en la región.

El coordinador de emergencias de MSF en Brasil, Pierre Van Heddegem, dijo que “hace solo unas semanas se produjo la saturación total de los hospitales de Manaus (la capital regional), que ya no tenían capacidad para ofrecer atención médica a todas las personas que la necesitaban”.

“Hoy la situación sigue siendo muy grave, pero afortunadamente ya no es tan crítica como hace dos semanas”, puntualizó Van Heddegem.

Las estadística muestran que el número de muertes por covid en Amazonas, 2522 en enero de 2021, fue ligeramente menor que los 2850 que perecieron en el bimestre abril-mayo de 2020, cuando se produjo el pico de la anterior oleada.

En lo que va de febrero ya se han superado de nuevo las 2000 muertes, cifra que muestra la gravedad de la situación y que eleva el número total de muertes en Amazonas desde el inicio de la pandemia a más de 10 000.

En todo Brasil han fallecido por covid 246 500 personas, de un total de más de 10 millones de infectados en este país de 212 millones de habitantes, según cifras de la universidad estadounidense Johns Hopkins.

En el estado de Amazonas, de 1 559 167 kilómetros cuadrados, frontera con Colombia, Perú y Venezuela, con 4,2 millones de habitantes y unos 30 pueblos indígenas, solo la capital, Manaus, de 2,2 millones de habitantes, tiene hospitales con camas de cuidados intensivos.

El sistema de salud de Manaus colapsó por segunda vez en enero de este año, según el reporte de MSF, con hospitales operando a su máxima capacidad debido a la rápida escalada de la enfermedad.

Muchos pacientes de áreas rurales que se encontraban en estado grave quedaron sin la opción de recibir atención médica por falta de plazas. La aceleración de los contagios también resultó en una necesidad de oxígeno muy superior a la capacidad de producción local, lo que provocó centenares de muertes por falta de insumos.

El gobierno brasileño dispuso una especie de puente aéreo para llevar bombonas de oxígeno a los hospitales de Manaos, y centenares de pacientes en condición seria pero que podían ser trasladados fueron llevados por la misma vía a hospitales en otras ciudades brasileñas.

Incluso Venezuela envió hasta Manaos, como también se conoce a la capital amazónica, varios camiones cargados con bombonas de oxígeno.

Ya la situación ya es menos crítica que a principios de febrero, incluidas las aisladas áreas rurales del estado, cuando debido a la saturación en Manaus se hacía imposible derivar los pacientes graves hacia la capital regional.

“Eso provocó un devastador efecto dominó en el interior del estado que se tradujo en la pérdida de muchas vidas, de personas que, de haber podido recibir los cuidados adecuados, probablemente habrían sobrevivido”, dijo Van Heddegem.

MSF, que ha aportado personal y protocolos de cuidados intensivos, dice que para los trabajadores de la salud la rutina sobre el terreno en el último mes ha sido de constante convivencia con la muerte, sobrecarga de trabajo y miedo al contagio.

“Los trabajadores del servicio público de salud tienen una dedicación increíble, pero están absolutamente agotados”, dijo la psicóloga de MSF Andrea Chagas. “En muchos casos no logran encontrar alivio en casa a la angustia vivida en el trabajo, pues muchos tienen familiares enfermos o han perdido a seres queridos”, agregó.

El gobierno despachó hacia Amazonas 280 000 dosis de la vacuna anticovid china Coronavac y el proceso de vacunación ya se inició en comunidades indígenas.

A-E/HM

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal