Lanzan programa para reforzar la agricultura en África
Alimentación y agricultura, Banca multilateral, Destacados, Naciones Unidas, Últimas Noticias

Lanzan programa para reforzar la agricultura en África

Una pequeña cultivadora trabaja en su parcela en Sierra Leona. Una nueva coalición procurará financiar el desarrollo y la implantación de nuevas tecnologías, que eleven la producción y productividad de la agricultura africana, requisito para vencer al hambre en el continente. Foto: FAO

Una pequeña cultivadora trabaja en su parcela en Sierra Leona. Una nueva coalición procurará financiar el desarrollo y la implantación de nuevas tecnologías, que eleven la producción y productividad de la agricultura africana, requisito para vencer al hambre en el continente. Foto: FAO

ABIYÁN, Costa de Marfil, 4 may 2021 (IPS) - Una coalición de bancos e instituciones de desarrollo lanzaron un programa que destinará 17 000 millones de dólares en los próximos cinco años a reforzar la agricultura y la seguridad alimentaria en África, informaron este martes 4 el FIDA y el Banco Africano de Desarrollo (AfDB).

El FIDA (Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola de las Naciones Unidas) confirmó la participación del Banco Islámico de Desarrollo y el Banco Árabe para el Desarrollo Económico de África, así como compromisos de elevar, y aún duplicar la productividad agrícola, asumidos por 17 gobernantes africanos.

Esos compromisos, adoptados en el foro virtual “Alimentar África”, los dos últimos días de abril, implican fomentar el uso de mejores tecnologías agrícolas, el acceso de agricultores a los mercados, y la investigación y el desarrollo en el sector.

En los próximos cinco años, el AfDB invertirá 1570 millones de dólares en la producción de 10 rubros agrícolas básicos, y 8830 millones en crear cadenas de valor sólidas para esos productos, como ayuda a los países africanos para conseguir la autosuficiencia alimentaria.

“Esta inversión incluirá la creación de programas que generen oportunidades para los jóvenes, especialmente para las mujeres jóvenes”, dijo el presidente del organismo, Akinwumi Adesina.

El Banco Islámico de Desarrollo destinará 3500 millones de dólares al sector agrícola africano en los próximos tres años, apoyando cadenas de valor de alimentos básicos y cultivos de exportación. Y el Banco Árabe para el Desarrollo Económico de África aportará 1500 millones de dólares con propósitos similares.

De su lado, el FIDA invertirá el próximo trienio 1500 millones de dólares para respaldar sistemas agroalimentarios y paquetes de inversiones para restaurar tierras, crear empleos y fomentar la resiliencia al cambio climático en el Sahel, la franja semiárida que separa el Sahara de la zona de bosques en el centro de África.

A la coalición se sumó la estadounidense Fundación Bill y Melinda Gates, que prevé invertir 652 millones de dólares, en los próximos tres años, en iniciativas de desarrollo e investigación agrícola en el continente.

Las iniciativas, indicó el FIDA, están encaminadas a empoderar a 300 millones de agricultores (África tiene 1300 millones de habitantes) con el acceso a diversas innovaciones que eleven la producción y productividad.

“Al modernizar la agricultura africana, los pequeños productores estarán en mejores condiciones de proveer alimentos más asequibles a los consumidores, y crear medios de vida decentes para millones de jóvenes que los procesan, almacenan y comercializan”, destacó el presidente del FIDA, Gilbert Houngbo.

El presidente de Senegal, Macky Sall, resumió los compromisos asumidos en el foro, el primero de los cuales es acelerar la producción agrícola adoptando tecnologías que permitan ampliar su escala.

Para ello, se debe incrementar la inversión en investigación y desarrollo, y optimizar el uso de esas tecnologías. Luego, mejorar el lenguaje comercial en el sector agrícola para abrirlo a los mercados mundiales, con apoyo en la instalación de nuevas infraestructuras y equipos básicos.

Debe sostenerse el apoyo a los pequeños productores, invertir en la transformación agrícola y crear mecanismos para facilitarla.

África subsahariana tiene una cuarta parte de la tierra cultivable del mundo, pero cubre solo 10 por ciento de la producción agrícola global. El Banco Mundial cifró en 2019 el valor de esa producción en 3500 billones (millones de millones) de dólares, de los cuales 303 000 millones (8,6 por ciento) provenían de África al sur del Sahara.

La baja productividad de los cultivos básicos hace que la agricultura africana no sea competitiva y que el continente importe una tercera parte de las calorías que consume. Ello hace que los sistemas alimentarios africanos sean más vulnerables y dependientes de las cadenas de suministro externas.

Mientras mantiene sin cultivar 65 por ciento de la tierra arable del mundo, el continente importa alimentos por valor de casi 35 000 millones de dólares cada año, y esas importaciones sobrecargan los presupuestos de los Estados y deterioran su balanza de pagos, recordó el AfDB.

Un país como Etiopía importa casi 700 millones de dólares en trigo al año, Burkina Faso importa 130 millones de dólares en arroz y la República Democrática del Congo gasta casi 1500 millones de dólares en la importación de alimentos.

Sall instó a los Estados africanos a no ceder sus tierras cultivables a terceros países o multinacionales, sino a valorarlas mejor para lograr el objetivo de alimentar a África y acabar con el hambre –que afecta agudamente a decenas de millones de personas en el continente- para 2025.

“Debemos apreciar nuestro potencial agrícola y no ceder a la tentación de vender tierras. Más bien, debemos trabajar para garantizar que África alimente a África e incluso al resto del mundo. Y el acceso al crédito y la financiación es fundamental para lograr esta ambición”, concluyó Sall.

A-E/HM

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal